Bloggermania

Críticas de Cine

Sáb09232017

Last updateVie, 22 Sep 2017 2am

Como perros y gatos

Cats & Dogs

Hace seis años, la película australiana Babe, el cerdito valiente, de Chris Noonan, marcó un hito en el cine familiar gracias a la alta calidad de sus escenas con animales reales y animatronics (muñecos animados), y a la hondura, emotividad e inteligencia de su guión. La fórmula volvió a dar excelentes resultados en su secuela, Babe, el cerdito en la ciudad, de George Miller, y en otros buenos filmes familiares, como Los Borrowers, de Peter Hewitt, o Stuart Little, de Rob Minkoff. Ahora, hay que añadir a esa lista Como perros y gatos, divertida comedia fantástica con la que debuta como director Lawrence Guterman, que ya afinó sus dotes para la animación digital y los efectos visuales en filmes como Antz (Hormigaz) y en videojuegos como Goosebumps.

Leer más: Como perros y gatos

Conspiración en la red

AntiTrust

Desde perspectivas diversas, películas como La red, Hackers, Matrix, Tienes un e-mail y hasta Tuno Negro han mostrado algunas posibles consecuencias de la adicción a la informática —despersonalización, incomunicación, irrealidad, ansia compulsiva de saber...—, así como los peligros de esa singular vanguardia de la globalización que es Internet, con su saturación de información efímera y superficial, sus fluctuantes potencialidades económicas y esa creciente capacidad para conocer y controlar las vidas privadas de las gentes, que se pone a disposición de tantos nuevos grandes hermanos. En este último aspecto se centra sobre todo Conspiración en la red, cuyo título original, AntiTrust, intenta sacar partido a los recientes juicios contra las supuestas prácticas monopolísticas de Microsoft, la empresa de Bill Gates.

Leer más: Conspiración en la red

50 primeras citas

50 First Dates

Hay historias que dejan hechizado a un aficionado a la comedia romántica y esta, que recuerda a Atrapado en el tiempo, es una de ellas. Un veterinario de parque acuático hawaiano se enamora de una profesora de arte con una daño cerebral que hace que su memoria se borre cada noche.

Una gran idea que hay que aterrizar en un guión que debe dar con el tono. Ambos últimos elementos fallan en una película, con momentos muy brillantes, que pilotada por un Capra o por un McCarey hubiera sido inolvidable. Lástima que resulte tosca y grosera para niños e infantil y reiterativa para adultos. Barrymore está muy querible y Sandler soportable, que no es poco.

Leer más: 50 primeras citas

Criaturas feroces

Fierce Creatures

Gran parte del equipo responsable del film Un pez llamado Wanda (1989), con el ex Monthy Piton John Cleese —guionista y actor— a la cabeza, repite en una comedia cortada con el mismo patrón. La excusa para el disparate es la compra de un zoológico por parte de un poderoso magnate, y las absurdas técnicas de marketing con que se pretende aumentar el número de visitantes.

Hay momentos hilarantes, agilidad, buena elección de los actores; y se sirve una crítica inteligente a la publicidad exacerbada o al capitalismo que busca hacer dinero a toda costa. Pero John Cleese, en la elaboración de los gags, traspasa con demasiada frecuencia la frontera del buen gusto, y plaga el relato de chistes verdes bastante burdos. J.M.A.

Leer más: Criaturas feroces

Condor Crux, la leyenda

Condor Crux, la leyenda

Con la sonada excepción de Manuel García Ferré, creador de El libro gordo de Petete y Manuelita, son escasas las incursiones argentinas en el cine de animación. Se agradece el intento de esta cinta, cofinanciada por España, de hacer una historia completamente diferente, con una animación más realista y una historia típica de ciencia ficción dirigida a un público adulto.

Leer más: Condor Crux, la leyenda

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información