Bloggermania

Críticas de Cine

Mié03292017

Last updateMié, 29 Mar 2017 2am

Casper

Casper

Esta última producción de Steven Spielberg lleva a la gran pantalla al popular y divertido fantasmita bueno, creado en los años cuarenta por el escritor infantil Joseph Oriolo y más tarde protagonista de una famosa serie de comics y de una serie de televisión. En esta ocasión se describe su amistad con una adolescente, huérfana de madre, y cuyo padre es un excéntrico parapsicólogo —mejor, psicoanalista de muertos— que está convencido de poder contactar en el más allá con su mujer. Ambos deberán soportar las jugarretas que les harán los tíos de Casper, los traviesos Látigo, Tufo y Gordi, y las intrigas de la cruel dueña de la Mansión Whipstaff, un alucinante palacio con muchos secretos ocultos.

Vaya por delante que Casper es una producción decididamente familiar que sobre todo pretende divertir a un público muy amplio. Una vez aceptado esto, hay que decir que tiene numerosos atractivos, que la sitúan por encima de la media de este tipo de producciones. Su argumento es más bien convencional, pero ofrece una sólida combinación de elementos clásicos, como sus referencias a Cenicienta o a La Bella y la Bestia, y modernos, estos últimos en la línea de las más conocidas producciones de factoría Spielberg o de John Hughes. La puesta en escena del debutante Brad Silberling es muy sólida narrativamente y aprovecha a la perfección los numerosos gags cómicos que incluye el guión, el buen trabajo de todos los actores, sobre todo de la joven Christina Ricci, y unos alucinantes efectos especiales de la Industrial Light & Magic de George Lucas —mucho mejores y más numerosos que los de Parque Jurásico—, que ofrecen por vez primera un personaje digital con verdadera entidad dramática.

El fantasmita Casper es, sin duda, lo mejor de la película. En torno a su inocente y divertida bondad, magistralmente reflejada en sus gestos, se articulan todas las reflexiones dramáticas que se entremezclan con los pasajes cómicos. Así, la película, desde su asumida superficialidad, afronta con convicción y amabilidad temas de gran calado, como la muerte —omnipresente en todo el relato—, el más allá, el amor matrimonial, las relaciones padres-hijos, la amistad o el sinsentido del materialismo. Que nadie espere grandes respuestas a estos asuntos. Pero ya su sencillo planteamiento, desde una perspectiva claramente judeo-cristiana, enriquece enormemente el tono cómico e infantil de esta deliciosa película. J.J.M.

Director: Brad Silberling. Intérpretes: Christina Ricci (Kat), Bill Pullman (Dr. Harvey), Cathy Moriarty (Carrigan), Eric Idle (Dibs), Chauncey Leopardi (Nicky), Ben Stein (Rugg), Don Novello (Guido Sarducci). Año: 1995. País: Estados Unidos. Producción: Colin Wilson, para Amblin Entertainment y The Harvey Entertainment Company. Presentada por: Universal Pictures. Argumento: Basado en los personajes Casper y The Ghostly Trio, creados por Joseph Oriolo para Harvey Comics. Guión: Sherri Stoner y Deanna Oliver. Música: James Horner. B.S.O: MCA. Fotografía: Dean Cundy. Dirección artística: Leslie Dilley. Montaje: Michael Khan. Estreno en Madrid: 7-VII-95 (Acteón, Aluche, Aragón, Capitol, España, Excelsior, Luchana y Tívoli). Distribuidora cine: UIP. Distribuidora vídeo: CIC. Duración: 96 minutos. Género: Comedia fantástica. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información