Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12182017

Last updateDom, 17 Dic 2017 1am

Confesiones de una mente peligrosa

Confessions of a Dangerous Mind

El actor George Clooney debuta como director con esta adaptación de la biografía de Chuck Barris, un productor de televisión bbasura que fue asesino de la CIA durante la Guerra Fría. Bien rodada e interpretada, la película naufraga por su extremada y violenta sordidez.

Esta singular película se basa en la vida de Chuck Barris, un famoso productor estadounidense de los años 60 y 70 del siglo pasado, que pasa por ser el inventor de la telebasura. De caótica formación y personalidad neurótica, Barris triunfó con unos concursos casposos, que le hicieron muy popular. En su momento álgido, le contrató un cazatalentos de la CIA, para la que trabajó en secreto durante años como asesino a sueldo, protegido por su excelente tapadera de profesional del show business. Durante ese largo periodo de doble vida mató a 33 personas y vivió fuertes conflictos profesionales y sentimentales, que le dejaron graves secuelas psicológicas y pusieron en peligro la relación con su novia Penny, una chica algo ingenua que le apoyó hasta en los momentos más difíciles.

Apadrinado por Steven Soderbergh como productor y por Charlie Kaufman como guionista, el actor George Clooney muestra una sorprendente personalidad visual en este su debut como director. De hecho, su agresiva planificación, su sentido dramático de la iluminación y un montaje muy arriesgado configuran una puesta en escena tan sugestiva que es quizá lo más memorable de este filme. También son buenas las interpretaciones, especialmente las de Julia Roberts y Sam Rockwell, este último en su mejor papel hasta la fecha. Pero en ellas pesa mucho más por la tendencia al histrionismo que genera el tono excesivamente sórdido, obsceno y enfermizo del guión, con cuyos personajes es muy difícil sintonizar. Una vez más, el discutido guionista Charlie Kaufman (Como ser John Malkovich, Adaptation) se impone en exceso sobre el director y convierte en una rareza indigesta un relato sugerente que, con otro enfoque, habría permitido una profunda crítica moral a la televisión basura y al terrorismo de Estados. J.J.M.

Director: George Clooney. Intérpretes: Sam Rockwell (Chuck Barris), Drew Barrymore (Penny), Julia Roberts (Patricia Watson), George Clooney (Jim Byrd), Rutger Hauer (Keeler), Maggie Gyllenhaal (Debie). País: Estados Unidos. Año: 2003. Producción: Adrew Lazar, Steven Soderbergh, para Section Eight. Presentada por: Miramax. Guión: Charlie Kauffman, basado en el libro homónimo de Chuck Barris. Música: Alex Wurman. Fotografía: Newton Thomas Sigel. Dirección artística: Isabel Guay. Montaje: Stephen Mirrione. Estreno en Madrid: 25-VI-04. Distribuidora cine: Buena Vista. Distribuidora vídeo: Buena Vista. Duración: 113 minutos. Género: Drama. Premios principales: Oso de Plata en Berlin al Mejor Actor (Sam Rockwell). Público adecuado: Adultos, con reparos. Contenidos especiales: V X D

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información