Bloggermania

Críticas de Cine

Lun06262017

Last updateLun, 26 Jun 2017 2am

Discordias a la carta

Grumpier Old Men

Hace un par de años, la película Dos viejos gruñones intentó rescatar del baúl de los recuerdos, con escaso éxito, el clásico dúo cómico Jack Lemmon-Walter Matthau, que tan buenos resultados había conseguido a las órdenes de Billy Wilder, entre otros. Ahora llega su continuación, en la que será el viejo cascarrabias interpretado por Matthau quien encuentre a la mujer de su vida: una italiana que ya se ha casado cinco veces y que quiere montar un restaurante en el pueblo.

Los actores —sobre todo Sofía Loren—, hacen un loable esfuerzo por resultar convincentes en sus torpes personajes, y la realización de Howard Deutch los mima casi con veneración. Pero tanto empeño queda en nada a causa de un guión insulso, de muy escaso interés. Hay algún gag suelto más o menos divertido, pero el resto es una repetitiva sucesión de gracias fáciles, presididas por una grosería muy decrépita, que roza el ridículo con bastante frecuencia. J.J.M.

Director: Howard Deutch. Intérpretes: Jack Lemmon (John), Walter Matthau (Max), Sofía Loren (Maria), Ann-Margret (Ariel), Burgess Meredith (Abuelo), Daryl Hannah (Melanie), Kevin Pollak (Jacob), Katie Sagona (Allie), Ann Guilbert (Mama). País: Estados Unidos. Año: 1995. Producción: John Davis y Richard C. Berman, para John Davis/Lancaster Gate. Presentada por: Warner Bros. Guión: Mark Steven Johnson. Música: Alan Silvestri. B.S.O.: TVT. Fotografía: Tak Fujimoto. Dirección artística: Gary Frutkoff. Montaje: Billy Weber, Seth Flaum y Maryann Brandon. Estreno en Madrid: 17-V-96 (Acteón, Aluche, Palafox, Tívoli, Vaguada). Distribuidora cine: Warner. Distribuidora vídeo: Warner. Duración: 100 minutos. Género: Comedia. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: S D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información