Bloggermania

Críticas de Cine

Lun10232017

Last updateLun, 23 Oct 2017 2am

Frankenstein, de Mary Shelley

Mary Shelley’s Frankenstein

Francis Ford Coppola ha dejado en manos de Kenneth Branagh la resurrección de un personaje clásico del terror: Frankenstein. Como en el caso de Drácula, se ha puesto especial énfasis en afirmar que se trata de la versión más fiel al texto original de Mary Shelley. Lo cual, no sin algunas licencias, es más cierto que en el caso de la adaptación del director italoamericano.

A finales del siglo XVIII, el capitán Walton encabeza una expedición al Polo Norte. En medio de los hielos encuentra a un personaje enloquecido y fatigado: el doctor Victor Frankenstein, que pasa a relatar su historia en un largo flash-back que se prolonga hasta el final del film. Victor, desde pequeño, ha estado apasionado por la ciencia. En su feliz vida en Ginebra, junto a su familia y su hermana adoptiva Elizabeth —de la que está enamorado—, los únicos nubarrones los ha producido la muerte de su madre de parto. Ello le lleva a estudiar Medicina. Pronto le fascinarán las clases del profesor Waldman, y una idea que cada vez se apodera más de su mente: crear un ser humano. La criatura que resulta de sus experimentos, un monstruo, amargará su existencia.

El director conserva el tono romántico de la novela de Shelley, a la vez que resalta las ideas que pueden tener más vigencia: la soberbia del científico que pretende emular a Dios, la manipulación de la vida y la aceptación de la muerte. En este último aspecto residen las principales variaciones aportadas por los guionistas Steph Lady y Frank Darabont: han potenciado la historia de amor, que Frankenstein trata de mantener más allá de la muerte con terribles consecuencias. Destacan además los problemas del monstruo, abocado a una vida de rechazo, pese a sus intentos de sociabilidad.

Branagh dirige muy bien a los actores —todos están magníficos, pero es obligado resaltar a Helena Bonham Carter—, y da a la historia esa dimensión trágica propia de Shakespeare que afirma haber encontrado en Shelley. El diseño artístico es espléndido, y hay que reconocer el mérito de presentar a un monstruo diferente a los de otras películas, y el de tratar de dar credibilidad —a veces con un realismo descarnado— a los experimentos. Sin embargo a la película le falta un punto de emoción, secuencias conmovedoras, pese a los subrayados de la hermosa partitura de Patrick Doyle, excesivos. Piénsese si no en la genuina ternura de Boris Karloff en La novia de Frankenstein, cuando ayuda a la familia del bosque, y compárese con la secuencia equivalente que ofrece Branagh. J.M.A.

Director: Kenneth Branagh. Intérpretes: Kenneth Branagh (Victor Frankenstein), Helena Bonham Carter (Elizabeth), Robert De Niro (criatura), Tom Hulce (Henry), Aidan Quinn (Walton), Ian Holm (padre de Victor), Richard Briers (abuelo), John Cleese (profesor Waldman), Robert Hardy (profesor Krempe), Cherie Lunghi (madre de Victor), Trevyn McDowell (Justine). País: Estados Unidos. Año: 1994. Producción: Francis Ford Coppola, James V. Hart y John Veitch, para American Zoetrope. Presentada por: TriStar Pictures, en asociación con Japan Satellite Broadcasting y The IndieProd Company. Argumento: La novela Frankenstein, de Mary Shelley. Editorial: Laertes, Montesinos y otras. Guión: Steph Lady y Frank Darabont. Editorial: Frankenstein de Mary Shelley, novela de Leonore Fleischer, a partir del guión (Plaza & Janés). Mary Shelley Frankenstein. El cómic, cómic de Roy Thomas, Rafael Kayanan y Rick Magyar a partir del guión (Co&Co). Música: Patrick Doyle. B.S.O.: Epic/Sony. Fotografía: Robert Pratt. Dirección artística: Tim Harvey. Montaje: Andrew Marcus. Estreno en Madrid: 13-I-95 (Aluche, Albufera, Callao, Ciudad Lineal, Cristal, Colombia, Liceo, Luchana, Vaguada, Velázquez). Distribuidora cine: Columbia TriStar. Distribuidora vídeo: Columbia TriStar. Duración: 128 minutos. Género: Fantástico. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: V X–.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información