Bloggermania

Críticas de Cine

Jue03232017

Last updateJue, 23 Mar 2017 1am

¡Goool!

Goal. The Movie

Santiago Munez es un niño mexicano que cruza la frontera ilegalmente con su familia, en busca de una vida mejor en Estados Unidos. Consigo lleva un balón y una foto del mundial de fútbol. Pasa el tiempo, y Santiago ha crecido en Los Ángeles. Aunque sueña con convertirse en estrella del fútbol algún día, su padre piensa que no tiene ninguna oportunidad y prefiere que se centre en los humildes trabajos que debe desempeñar para salir adelante. Mientras juega con un equipo local, se fija en él Glen Foy, futbolista retirado británico del Newcastle, que le augura un prometedor futuro como profesional. Y promete conseguirle una prueba con su antiguo club. Sin que su padre se entere, la abuela de Santiago le compra un billete para ir a Newcastle.

Leer más: ¡Goool!

Goofy e hijo

A Goofy Movie

Goofy y su hijo adolescente sufren una profunda crisis generacional después de que el enamoradizo y tímido chaval demuestre en su instituto que es un consumado imitador del cantante rock de moda. Goofy intentará arreglar la situación haciendo con su hijo un largo viaje veraniego por todo Estados Unidos.

Esta vez, la Walt Disney se ha equivocado. Ha intentado modernizar estética, y sobre todo argumentalmente, su estilo; y lo que le ha salido es un film musical mediocre y televisivo, que intenta ganarse al público juvenil haciendo ridículas concesiones a un género de vida superficial y consumista. Para que el conjunto quede políticamente correcto, se defienden ciertos valores como la amistad o la solidaridad, y al final se arregla —por la vía lacrimógena— el enfrentamiento padre-hijo; pero ni por ésas alcanza el argumento una mínima entidad dramática.

Leer más: Goofy e hijo

Giro inesperado

Twisted 

Jessica Shepard es una inspectora de policía solitaria, algo alcohólica, violenta y sexualmente promiscua. En su primer caso en la sección de homicidios de San Francisco, se enfrenta a un asesino en serie que mata cruelmente a los hombres que se van acostando con ella. Poco a poco, la mujer se convierte en la principal sospechosa de los crímenes, hasta el punto de que sólo la apoyan su jefe y su compañero de patrulla, del que se está enamorando. Incluso ella misma empieza a desconfiar de sus actos, sobre todo desde que padece episodios de narcolepsia.

Leer más: Giro inesperado

Gato negro, gato blanco

Chat Noir, Chat Blanc

En las películas de Kusturica, llama la atención la fuerte presencia de animales. Aquí aparecen incluso en el título; efectivamente, el gato negro y el gato blanco salen una y otra vez a escena; pero ese nombre tiene también un sentido figurado: los pícaros Matko y Dadan –vestidos, en una fiesta, el uno de traje negro, el otro de traje blanco– están continuamente jugando al ratón y al gato.

Leer más: Gato negro, gato blanco

George and the Dragon

George and the Dragon

En la Inglaterra del siglo XII, los dominios del Rey Edgaar se conmocionan cuando su hija, la aguerrida Princesa Lunna, es secuestrada por una dragona, que la encierra en su guarida, junto con el huevo donde se desarrolla el que puede ser el último dragón. Buscarán a la princesa su prometido, el ambicioso conde Garth de Guerney, y George, un noble y apuesto caballero que acaba de regresar de las Cruzadas y ansía un poco de tranquilidad. Mientras tanto, llega al reino un grupo de violentos mercenarios españoles que buscan enriquecerse a cualquier precio.

No era mala la idea de rescatar las leyendas medievales como fuente de inspiración cinematográfica. Pero esta especie de versión del mito de San Jorge y el dragón —que también da respuesta al monstruo del Lago Ness— no da la talla en casi ninguno de sus apartados. La ambientación es pobre, la puesta en escena del desconocido Tom Reeve nunca pasa de funcional y las interpretaciones son decididamente toscas, sobre todo por culpa de un guión demasiado infantil, sin ritmo ni gracia, que fracasa en su intento de imitar el tono paródico y familiar de La princesa prometida, de Rob Reiner. Quizá a los más pequeños les haga alguna gracia esta película, por lo demás amable y respetuosa con la religiosidad medieval; pero, desde luego, al resto de los mortales les aburrirá soberanamente. Un peligroso tropiezo, pues, de la Carousel Pictures Company, productora europea con sede en Luxemburgo, que ha invertido en este proyecto del orden de 30 millones de dólares. J.J.M.

Leer más: George and the Dragon

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información