Bloggermania

Críticas de Cine

Vie05262017

Last updateVie, 26 May 2017 2am

Hotel Rwanda

Hotel Rwanda

El alemán Oskar Schindler, el italiano Giorgio Perlasca, el español Ángel Sanz Briz... Afortunadamente, también el bien —valga la redundancia— se sigue encarnando en rostros con rasgos y colores diversos. Son esos héroes tantas veces desconocidos, que desarman las sinrazones de tanto cinismo al uso con la fuerza, sencilla pero irresistible, de la bondad humana.

Hotel Rwanda dibuja con vigorosos trazos otro de esos rostros heroicos, esta vez tan negro como la riada de odio y locura a la que se enfrentó. Tres importantes candidaturas a los Oscar —mejor actor protagonista (Don Cheadle), mejor actriz de reparto (Sophie Okonedo) y mejor guión original (Terry George y Keir Pearson)— ha logrado esta vibrante película, que ya ganó el Premio del Público en los festivales de Toronto y Los Ángeles, y optó a tres Globos de Oro: mejor película dramática, actor y canción original: Million Voices, de Wyclef Jean, Jerry Dupless y Andrea Guerra.

El ángel de Kigali
El guión recrea la historia real de Paul Rusesabagina, un hutu cristiano, gerente del lujoso Hotel Mille Collines de Kigali, perteneciente a una importante cadena belga. Felizmente casado con una tutsi, y padre de un niño y dos niñas, a Paul le aprecian sus vecinos y clientes, pues es cariñoso, trabaja duramente y con estilo, y ayuda a todos en lo que puede. También se lleva bien con los jerifaltes del país, sobre todo con los militares, a los que sabe dar en cada momento lo que necesitan.

Sin embargo, odios ancestrales entre tribus incendiaron el país, convirtiendo ese año de 1994 en una fecha para borrar de la memoria. La guerra civil la iniciaron las facciones más radicales de la tribu hutu que, tras engañar y asesinar al presidente de la nación, lanzaron a los de su raza contra los tutsis, a los que acusaban de una opresión milenaria. Más de un millón de muertos generó esa guerra, en las que numerosos hutus, a golpe de machete, practicaron verdaderos actos de genocidio extermiandor contra los tutsis.

Un héroe con corbata
En ese clima de crueldad y locura desatadas, Paul Rusesabagina logró mantener la calma y, con valentía, astucia y dólares, logró salvar de una muerte casi segura a más de 1.200 tutsis y hutus a los que refugió en su hotel. Para ello, debió vencer las amenazas de los matarifes, controlar las traiciones internas, ganarse la confianza de las escasas tropas de la ONU y hacer todo tipo de milagros para dar de comer a tal multitud, y sobre todo para mantenerla mínimamente organizada y con el ánimo alto.

Durante su hazaña, Paul recibirá ayuda de un aguerrido fotógrafo de guerra estadounidense —que graba las primeras imágenes del espeluznante genocidio—, una voluntaria de la Cruz Roja desbordada por los trágicos acontecimientos y un coronel canadiense de las fuerzas de paz de la ONU, que se juega la vida y su carrera por proteger a Paul y a sus refugiados. A través de las jugosas conversaciones entre estos hombres de una pieza quedará patente el escandaloso desinterés de las potencias occidentales por una guerra lejana, especialmente virulenta y en la que no peligraban intereses económicos dignos de mención.

Impactante sobriedad
Director de En el nombre del hijo y coguionista de En el nombre del padre, The Boxer —ambas de su amigo Jim Sheridan— y La guerra de Hart, de Gregory Hoblit, el cineasta norirlandés Terry George llevaba varios años alejado de la gran pantalla, dirigiendo diversos montajes teatrales y producciones televisivas, como el telefilme Mentiras de guerra. Por su currículum, era el hombre ideal para llevar a buen puerto Hotel Rwanda, plagada de peliagudas aristas dramáticas y sociales. Aquí, sobre todo, dosifica muy bien el excelente guión, que entrecruza las diversas tramas con emoción creciente, al paso que critica la pasividad y complicidad de las potencias occidentales, y exalta la religiosidad cristiana del protagonista, el cariño que tiene a su familia, su amor al trabajo bien hecho y su inquebrantable solidaridad con todos.

Además, Terry George maneja la cámara con impactante veracidad, sin ocultar la crueldad del genocidio pero sin regodearse en ella. «Evitamos deliberadamente centrarnos en el espantoso horror del genocidio en sí —ha señalado el cineasta norirlandés—. Cuando la película se aventura al exterior, a Kigali, tratamos de crear una atmósfera extraña e irreal para que el público sintiera el terror psicológico del genocidio sin tener que ir explícitamente a la matanza». Por otra parte, dirige muy bien a todos sus magníficos actores, y especialmente al estadounidense Don Cheadle, que seguramente realiza la mejor interpretación de su carrera.

Queda así un vibrante testimonio cinematográfico, a veces altamente emotivo, sobre una de las últimas tragedias del siglo XX y uno de esos actos heroicos que a veces nunca salen a la luz y que permiten seguir creyendo en la Humanidad. J.J.M.

Director: Terry George. Intérpretes: Don Cheadle (Paul Rusesabagina), Sophie Okonedo (Tatiana), Nick Nolte (Coronel Oliver), Joaquin Phoenix (Jack), Desmond Dube (Dube), David O'Hara (David), CaraSeymour (Pat Archer), Fana Mokoena (General Augustin Bizimungo), Hakeem Kae-Kazim (George), Tony Kgoroge (Gregoire), Ofentse Modiselle (Roger). País: Gran Bretaña-Sudáfrica-EE.UU.-Italia. Año: 2004. Producción: A. Kitman Ho y Terry George para Kigali Releasing Limited, Endgame Entertainment, Industrial Development Corporation of South Africa, Inside Track Films, Lions Gate Films, Mikado Film S.r.l., Miracle Pictures, Sixth Sense Productions y United Artists. Argumento: Basado en la historia real de Paul Rusesabagina. Guión: Keir Pearson y Terry George. Música: Andrea Guerra, Rupert Gregson-Williams y Afro Celt Sound System. Fotografía: Robert Fraisse. Montaje: Naomi Geraghty. Diseño de producción: Tony Burrough y Johnny Breedt. Dirección artística: Emma MacDevitt. Estreno en Madrid: 25-II-05. Distribuidora cine y vídeo: On Pictures. Duración: 121 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información