Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12182017

Last updateLun, 18 Dic 2017 1am

Jeanne y el chico formidable

Jeanne et le garçon formidable

Jeanne es una jovencita sin Norte (ni Sur) para la que las horas del día son pocas ante su apretadísima agenda de encuentros sexuales (unas situaciones se sugieren y otras no). Desoye los tímidos consejos de su hermana casada, que, por cierto, también tiene la moral floja...; desoye los discretos consejos de sus padres, que desconocen la verdad. Excusa sus urgentes visitas diciendo que está buscando al chico formidable. Lo encuentra. El chico formidable muere de SIDA. Y ella queda rota y sin recursos interiores ante una realidad seria: el dolor y la muerte.

El director y el director-guionista explican su película, su poética cinematográfica, como si se tratara de una historia de unas vidas atractivas injustamente rotas por una enfermedad inesperada, contra la que hay que luchar ¡ya! Tal vez mienten pensando en que así su película parezca más popularmente atractiva y desprejuiciada. Tal vez no mienten; pero la película en sí misma dice otra cosa distinta: dice que esas vidas están enfermas desde el principio; dice que el chico formidable a la hora de la verdad —su próxima muerte— huye a casa de sus padres, sin dejarle ni rastro a esa loca e inútil Jeanne; dice que hay un funeral por el eterno descanso del alma del chico formidable, al que la prescindible Jeanne no llega (en ningún sentido).

La narración es muy ágil. Diría que no se advierte cuándo dirige Ducastel y cuándo Martineau, quizá porque la línea está muy rota con brevísimas secuencias y rápidas escenas, como un agitado mosaico de colores. Y queda lejos del mal melodrama porque con frecuencia se canta y baila lo que sucede o lo que se piensa: voces naturales, unas buenas y otras no tanto, pero todos cantan con pasión y convicción; y así bailan, con más o menos técnica, pero siempre con gracia. La música de Phillipe Miller es también natural, sencilla, agradable. P.A.U.

Directores: Olivier Ducastel y Jacques Martineau. Intérpretes: Virginie Ledoyen (Jeanne), Mathieu Demy (Olivier), Jacques Bonaffe (François), Valerie Bonneton (Sophie), Frederic Gorny (Jean-Baptiste), Laurent Acaro (El mensajero), Michel Raskine (El fontanero), Damien Dodane (Jacques). País: Francia. Año: 1998. Producción: Cyriac Auriol y Pauline Duhault para Les filmes du Requin en coproducción con Le Studio Canal +, France 2 Cinéma, M6 Films, Orsans Productions y Pyramide, con la participación del Centro Nacional de Cinematografía de Francia y Canal + Francia. Guión: Olivier Ducastel y Jacques Martineau. Música: Philippe Miller. Fotografía: Mathieu Poirt-Delpech. Dirección artística: Louis Soubrier. Montaje: Sabine Mamou. Estreno en Madrid: 21-VII-00. Distribuidora cine: Vértigo. Duración: 98 minutos. Género: Drama. Temas de cinefórum: Desconcierto moral. Amor y sexo. SIDA. Dolor. Muerte. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V X+ D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información