Bloggermania

Críticas de Cine

Dom07232017

Last updateSáb, 22 Jul 2017 2am

Los sexoadictos

A Dirty Shame

John Waters (Pecker) ha recibido la denominación de «poeta del mal gusto», le gusta criticar ácidamente la sociedad que le rodea, señalando con su dedito los defectos del prójimo. En este caso, los feos impulsos sexuales de la burguesía de su Hartford Road del alma, donde reside. Carretadas de mal gusto sin gracia con un afán malsano de «epatar al burgués». Es decir, que a sus 60 años, Waters sigue dándoselas de joven progre. F.G.-D.

Leer más: Los sexoadictos

La sombra del vampiro

The Shadow of the Vampire

En 1921, F. W. Murnau rodó una de las primeras versiones de la novela Drácula, de Bram Stoker. Con el fin de no pagar los derechos de autor a la viuda, Murnau modificó algunos elementos de la historia, como el nombre del vampiro —a quien llama Nosferatu— las localizaciones y los nombres de los protagonistas. La sombra del vampiro es una fantasía sobre el rodaje de esta primera gran obra de Murnau: Steven Katz, guionista del film, imagina que el actor Max Schreck, que interpretó el papel de Nosferatu en la película original, sería un auténtico vampiro que Murnau localizó por casualidad y a quien persuadió para que colaborara en su película, ofreciéndole a cambio el cuello de Greta, la actriz protagonista.

Leer más: La sombra del vampiro

La prueba

The Recruit

Que la industria del cine aprovecha lo que sucede a su alrededor para captar el interés del espectador no es nuevo. Este thriller dirigido por Roger Donaldson (Trece Días) aprovecha (¿o sería mejor viene en ayuda?) el desprestigio que ha caído sobre la CIA desde los atentados en suelo americano. El título original hace referencia a una historia sobre el proceso de captación, selección y formación de los reclutas de la Agencia en la mítica granja de Langley. Un Al Pacino sobreactuado (en parte por exigencias del guión) y el pluriempleado Colin Farell (Minority Report, Daredevil) protagonizan una película que funciona medianamente como entretenimiento y causa bastante risa cuando uno intenta tomársela un poquito en serio (¿los polis y espías yanquis son tan tontos porque imitan las películas o es al revés?).

Leer más: La prueba

La red

The Net

Después de algunos tímidos tanteos —Tron, El cortador de césped—, desde hace un año se ha puesto de moda un subgénero cinematográfico que tiene como tema central la informática y la realidad virtual. Títulos como Acoso, Johnny Mnemonic o Virtuosity vienen a reflejar la creciente preocupación social por los peligros que acarrea la desmesurada importancia de las computadoras en el mundo de hoy. El veterano y prestigioso productor Irwin Winkler ha elegido este tema para La red, su tercera película como director. Con ella se ha ganado por fin el favor del público, tras los fracasos de Caza de brujas y La noche y la ciudad.

Leer más: La red

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información