Bloggermania

Críticas de Cine

Mié11222017

Last updateMié, 22 Nov 2017 1am

La cara sucia de la ley

Deep Cover 

Bill Duke (A Rage in Harlem) dirige su segunda película a partir de una historia de Michael Tolkin, que llamó la atención por su novela The Player, que él mismo convirtió en guión para Robert Altman. Se trata de una nueva muestra del cine realizado por directores afroamericanos, que comparte algunos de los temas tratados por Mario Van Peebles en New Jack City.

John Hull (Larry Fishburne) es un policía negro: un tipo duro, que contempló la muerte a tiros de su padre siendo un crío. Sus superiores le encargan infiltrarse en una red de traficantes de cocaína. Sus principios empiezan a tambalearse cuando crece su poder en el grupo, a la vez que se percata de los turbios intereses políticos del caso.

Se trata de la clásica historia que quiere demostrar lo borrosos que son los límites entre el bien y el mal. A pesar de todo, John trata de hacer lo que cree correcto, actuando por su cuenta al margen del sistema. El film tiene fuerza, aunque en algunos momentos se nota en exceso su tono ingenuo y demagógico. Hay cierta dosis de violencia y alguna escena erótica.— J.M.A.

Director: Bill Duke. Intérpretes: Larry Fishburne (John), Jeff Goldblum (David), Victoria Dillard (Betty), Charles Martin Smith (Carver), Sidney Lassick (Gopher), Gregory Sierra (Barbosa). Producción: Pierre David y Henry Bean, para New Line Cinema. País: USA. Año: 1992. Guión: Michael Tolkin y Henry Bean. Música: Varios. Fotografía: Bojan Bazelli. Dirección artística: Pam Warner. Montaje: Varios. Estreno en Madrid: 13-VIII-93. Distribuidora cine: UIP. Distribuidora vídeo: CIC. Duración: 105 minutos. Género: Drama policiaco. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V+ | X | D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información