Bloggermania

Críticas de Cine

Mié10182017

Last updateMié, 18 Oct 2017 2am

Los amigos de Peter

Peter’s Friends

El matrimonio Branagh-Thompson está de moda: él, por sus candidaturas al Oscar como mejor actor y director de Enrique V; y ella, por obtenerlo como mejor actriz en Regreso a Howards End.

Realizada en 1992, Los amigos de Peter es una comedia casi teatral, sentimental y cínica. Muy apoyada en el texto y los diálogos, recibe un gran impulso del guión de Rita Rudner (una de las actrices) y Martin Bergman, así como del grupo de actores eficaces, sinceros, llenos de naturalidad. El trabajo de Branagh como director es aceptable: presenta con rapidez y coherencia a los personajes, sus anécdotas entrecruzadas, perspectivas, momentos de reposo, cámara fija... Cabría sin embargo apuntar una excesiva preocupación por ser ágil y un cierto afán inmaduro de originalidad –de pronto un larguísimo travelling sin mucho sentido–, que condicionan un poco la solidez de su lenguaje.

La película tiene una rápida introducción documental en blanco y negro sobre los sucesos internacionales de los años 80, década de la que se toma la música pop para la banda sonora: famosos conjuntos y solistas británicos y norteamericanos. También hace diez años un grupo de amigos deja constancia fotográfica de su festiva actuación musical en casa de Peter. La historia comienza en 1992, cuando éste, huérfano y rico heredero de una gran mansión, invita en torno a la Nochevieja a sus viejos amigos, todo ese tiempo dispersos.

Esta situación convencional, ya clásica, permite hacer un retrato desenfadado, al borde de la caricatura, de las características psicológicas, afectivas y morales de un cierto sector de la sociedad actual; todos y todas son del mundo del cine, la radio, la publicidad... El muestrario no es ejemplar, muy al revés; pero un toque de amable ternura hace que la panorámica humana no resulte agria; tampoco moralizante. Incluso, los gruesos trazos del desconcierto sexual de hoy pierden su dureza a través de un tratamiento cómico y ridículo. Bien es cierto que esto lleva a que el diagnóstico se quede más del lado de lo superficial.

Esta superficialidad afecta, a pesar de lo que pretende el director, a la misma lección final: el poder de la amistad permanece sobre todos los males y desgracias y el tiempo demoledor. Si en teoría la propuesta es válida, en la práctica no lo es mucho, pues no cabe amistad sin personas, y los amigos de Peter, tal como son, distan demasiados de ser personas...— P.A.U.

Director: Kenneth Branagh. Intérpretes: Kenneth Branagh (Andrew), Emma Thompson (Maggie), Hugh Laurie (Roger), Stephen Fry (Peter), Alphonsia Emmanuel (Sarah), Imelda Staunton (Mary). Producción: Kenneth Branagh, para Samuel Goldwyn Company y Renaissance Films. País: Gran Bretaña. Año: 1992. Guión: Rita Rudner y Martin Bergman. Música: Varios autores. Fotografía: Roger Lanser y David Crozier. Dirección artística: Susan Coates y Stephanie Collie. Montaje: Andrew Marcus. Estreno en Madrid: 18-VIII-93. Distribuidora cine: Cine Company. Distribuidora vídeo: Columbia TriStar. Duración: 101 minutos. Género: Comedia dramática. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: S | D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información