Bloggermania

Críticas de Cine

Lun10232017

Last updateLun, 23 Oct 2017 2am

Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto

Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto

Gloria, tras la cogida de su marido en un festejo taurino y su posterior estado de coma, se refugia, deprimida, en México, donde se convierte en una alcohólica prostituta. Tras ser testigo de un brutal tiroteo entre narcotraficantes y policías corruptos, es repatriada a España. Allí trata de llevar una vida normal, con el apoyo de una suegra que la aprecia. Pero las dificultades para ganarse la vida honradamente, la tentación de utilizar cierta información para hacer dinero fácil, y el seguimiento al que la somete la mafia, forman un lazo que poco a poco la va ahogando.

Agustín Díaz Yanes, veterano guionista, se pone por primera vez tras la cámara y lo hace con un brío y un dominio narrativo insólitos en un primerizo. Esto, junto a sus méritos a la hora de armonizar el trabajo de los distintos departamentos artísticos —hay que destacar la fotografía y el montaje—, ha sido reconocido en el Festival de San Sebastián con el Premio Especial del Jurado; también se ha premiado con la Concha de plata la interpretación de Victoria Abril.

La historia que se cuenta es muy dura, y se recurre a diálogos y a violencia de gran crudeza, a veces innecesaria. En las situaciones fuertes de índole sexual, Díaz Yanes opta por cierta contención. El director trata de dar al relato un poco de fondo; sus personajes procuran alzarse desde sus miserias para alcanzar algo de dignidad, aunque sea escasa y hasta equivocada. El modo de alcanzarla —parece decir Díaz Yanes—, es vivir con los pies en el suelo, contar con la ayuda de otros camaradas, como hacen Gloria y su suegra. Las dudas religiosas que afronta el mafioso encarnado por Federico Luppi y su conversación con un sacerdote parecen más producto de la superstición que una verdadera búsqueda de paz en la conciencia. J.M.A.

Director: Agustín Díaz Yanes. Intérpretes: Victoria Abril (Gloria Duque), Federico Luppi (Eduardo), Pilar Bardem (Doña Julia), Ana Ofelia Murgía (Doña Amelia), Daniel Giménez Cacho (Oswaldo), Ángel Alcázar (Juan), Saturnino García (Ramiro), Marta Aurea (María Luisa), Bruno Bichía (Mani), Guillermo Gil (Evaristo), Demián Bichia (Omar), María Asquerino (Amiga de Doña Julia), Fernando Delgado (El cura). País: España. Año: 1995. Producción: José Luis Escolar, para Flamenco Films, Xaloc y Cartel. Guión: Agustín Díaz Yanes. Música: Bernardo Bonezzi. Fotografía: Francisco Femenía. Dirección artística: Benjamín Fernández. Montaje: José Salcedo. Estreno en Madrid: 6-X-95. (Acteón, Canciller, Princesa, Renoir Cuatro Caminos, Roxy B, Vaguada). Distribuidora cine: Alta Films. Duración: 104 minutos. Género: Thriller. Premios principales: Festival de San Sebastián 1995: Concha de Plata a la mejor actriz (Victoria Abril), Premio Especial del Jurado y Premio Prisma de la AEC a la mejor fotografía. Premios Goya 1995: mejor película, dirección novel, guión original, música original, actriz protagonista (Victoria Abril), actriz de reparto (Pilar Bardem), dirección de producción (José Luis Escolar) y montaje. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V+ S D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información