Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12182017

Last updateLun, 18 Dic 2017 1am

Profesor Holland

Mr. Holland’s Opus

«¡Oh, capitán, mi capitán!»; con este verso de Walt Whitman dedicado a Lincoln saludaban sus alumnos al carismático profesor Keating de El Club de los Poetas Muertos. Quizás se merezca más este saludo el maestro de música cuya vida describe Profesor Holland, la interesante película de Stephen Herek. Él sí que fue, de verdad, la «inspiración que hizo de las vidas de sus alumnos algo extraordinario».

Da muchas luces el título original: Mr. Holland’s Opus, esto es, «La obra de Mr. Holland», entendiendo «obra» en el sentido del trabajo de toda una vida. La película, en efecto, describe casi toda la vida —más de 30 años— de Mr. Holland, un brillante pianista de espectáculos que, en la década de los 60, decide hacerse profesor de música de una high school de Portland, con la esperanza de poder componer, por fin, una sinfonía. Su sueño se cumplirá con creces, pero de un modo muy distinto al que pensaba; acabará componiendo no una, sino dos sinfonías: una —sólo una— orquestal y otra vital. Y es que el destino le conducirá por la senda, aparentemente ingrata, de la entrega casi total a su labor educativa, primero en el colegio y, más tarde, también en su propio hogar, donde tendrá que ayudar a su hijo, sordo de nacimiento.

Leer más: Profesor Holland

Poodle Springs

Poodle Springs

Bob Rafelson rodó para la cadena de televisión HBO la adaptación de una novela que comenzara Raymond Chandler y terminara Robert B. Parker. El buen resultado llevó a los responsables a exhibirla en Europa en pantalla grande. Rafelson hizo esta adaptación por tratarse de uno de sus personajes favoritos, el detective Philip Marlowe, al que dieron vida actores de la talla de Humphrey Bogart y Robert Mitchum. Ahora es James Caan quien encarna a un detective entrado en años, pero que no quiere jubilarse. Se ha casado con Laura (Dina Meyer), una bella y rica mujer que pretende hacerle cambiar de vida. De hecho, se trasladan a Poodle Springs, una de las zonas más lujosas de California, lugar en el que también viven algunos de los personajes relacionados con el caso que investiga.

 

Leer más: Poodle Springs

Palookaville

Palookaville

Una película ligera, modesta e inteligente. El mismo comienzo, el frustrado robo nocturno de una joyería —los ladrones agujerean la pared equivocada, acabando en una pastelería—, sabe crear expectativas. Tres jóvenes amigos están sin empleo: peregrinas ideas, ya sean de trabajo o de apropiación de lo ajeno sin riesgo, no dan el resultado apetecido de mejorar su bienestar. Hasta que deciden preparar el asalto de un furgón bilndado. Mientras preparan el golpe, nos adentramos en sus vidas: uno está casado y tiene una niña; otro, con dos perros, no logra compañía femenina; el tercero mantiene relaciones con una menor.

Leer más: Palookaville

Primer verano

Preseque rien

Matthieu (Jeremie Elkaim) de 18 años pasa sus vacaciones en Bretaña, donde conocerá a Cédric (Stephane Rideau), un joven de su misma edad con quien iniciará una gran amistad que degenerará en atracción sexual.

Leer más: Primer verano

Pearl Harbor

Pearl Harbor

Que si se hunde el Titanic de la Disney, que si el ratón Mickey se indigesta, que si tropezó el gigante... A muchos periodistas les encanta cargar las tintas cuando se trata de informar sobre algún traspiés de los grandes de este mundo, sobre todo si son norteamericanos y tan superpopulares como la Walt Disney Pictures. Ciertamente, fue preocupante el plan de despidos —más de 4.000 empleados— y de recortes salariales —con reducciones entre un 30% y un 50%— que anunció la poderosa compañía de Burbank durante la primavera de 2001. Y también lo fue que un ejecutivo tan prestigioso y carismático como Peter Schneider abandonara la empresa tras quince años de éxitos constantes. Pero, desde luego, resultó desproporcionado achacar todos esos males al hecho de que Pearl Harbor no cumpliera del todo las altísimas expectativas económicas que había generado, y sólo recaudara en tres semanas ¡160 millones de dólares! La realidad es que la película ya generó ganancias antes de finalizar su explotación cinematográfica en Estados Unidos y antes de arrasar totalmente fuera de allí. Otra cosa es que, en efecto, Pearl Harbor no ha recaudado lo que recaudó Titanic, y que tampoco ganó su pulso particular con otras películas de la competencia, como Shrek, de la DreamWorks. En cualquier caso, ha sido uno de los contadísimos pulsos que la Disney ha perdido desde hace años.

Leer más: Pearl Harbor

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información