Bloggermania

Críticas de Cine

Mié08232017

Last updateMié, 23 Ago 2017 2am

Quills

Quills

En 1814, el Marqués de Sade se pudre en el manicomio de Chareton, vigilado de cerca por el ingenuo y bondadoso abad Coulmier, que le permite escribir relatos pornográficos como terapia contra sus obsesiones sexuales. Una joven lavandera, adicta a las obras del Marqués, saca sus manuscritos fuera del manicomio, de modo que se publican y alcanzan cierto éxito. La llegada de un psiquiatra hipócrita y cruel disparará la tragedia.

Dice Philip Kaufman (La insoportable levedad del ser, Henry & June) que su película —basada en la obra teatral de Doug Wright— trata "de la libertad de expresión y de su represión desde la hipocresía". En realidad, es una insufrible y obscena apología del hedonismo radical, plagada de personajes repulsivos —e histriónicamente interpretados—, y con una visión muy sectaria de la moral católica. J.J.M.

Director: Phillip Kaufman. Intérpretes: Geofrey Rush (Marqués de Sade), Kate Winslet (Madelaine), Joaquin Fenix (Abate Coulnier), Michael Caine (Dr. Royer Collard). País: Estados Unidos. Año: 2000. Producción: Julia Chasman, Peter Kaufman y Mick Wechsler para Industrie Entertainment, Warlos & Asociates en sociedad con Hollywood Partnerss. Presentada por: Fox Searchlight Pictures. Argumento: Basado en la obra tatral de Doug Wright. Guión: Doug Wright. Música: Stephen Warbeck. Fotografía: Rogier Stoffers. Dirección artística: Steven Laurence y Mark Raggett. Montaje: Peter Boyle. Estreno en Madrid: 2-III-01. Distribuidora cine: Fox. Distribuidora vídeo: Fox. Duración: 125 minutos. Género: Drama de época. Premios principales: Nominación Oscar 2001 a Mejor Actor (Geofrey Rush). Nominación a los Globos de Oro 2001 a Mejor Actor y Mejor Guión. Público adecuado: Desaconsejable. Contenidos especiales: V+ X+ D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información