Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12182017

Last updateDom, 17 Dic 2017 1am

Querida Wendy

Dear Wendy

Las raíces de la violencia en la actual sociedad estadounidense han sido exploradas, con resultados desiguales, por directores como Quentin Tarantino (Pulp Fiction), Oliver Stone (Asesinos natos), Martin Scorsese (Gangs ofNew York), Alejandro González Iñárritu (21 gramos), Michael Moore (Bowling for Colombine) o Lars Von Trier (Bailar en la oscuridad, Dogville, Manderlay). Ahora, este último ha escrito una nueva reflexión sobre el tema, Querida Wendy, con la que retorna tras la cámara el también danés Thomas Vinterberg, autor de Celebración, una de las películas Dogma 95 más duras y alabadas.

Querida Wendy relata la trágica historia de Dick, un joven introvertido, pacífico y solitario que vive en el sureño pueblo de Estherslope. Un día encuentra un pequeño revólver, al que llama Wendy, por el que siente una fascinación cada vez más enfermiza, de modo que incluso pone en cuestión sus fuertes convicciones pacifistas. Finalmente, decide formar, junto con otros chicos y chicas del pueblo, todos tan callados y raritos como él, un club secreto llamado Los Dandies, cuya filosofía intenta compaginar el pacifismo y la pasión por las armas de fuego. Pero su utópica pretensión choca pronto con sus propias debilidades y con las fuerzas brutales que genera la decadente sociedad que les rodea.

A ratos, el espectador avisado intuye las reflexiones morales que Lars Von Trier y Thomas Vinterberg han intentado hacer sobre las oscuras entretelas de la violencia en Estados Unidos. E incluso adivina ideas certeras sobre la realidad del pecado y las bajas pasiones, y sobre su plasmación concreta en al ámbito social. Pero todo ese interesante material se desarrolla en una historia extremada, que lleva la pasión por la armas al ámbito de la obsesión psiquiátrica e incluso erótica. Este enfoque, unido a un demoledor fatalismo, insensible al valor transformador de la bondad humana y de la gracia divina, aleja demasiado la historia del espectador y torna los artificiosos conflictos de los personajes en una excusa para epatar al espectador con el violentísimo desenlace, rodado con un irritante regodeo. J.J.M.

Director: Thomas Vinterberg. Intérpretes: Jamie Bell (Dick), Bill Pullman (Krugsby), Michael Angarano (Freddie), DansoGordon (Sebastian), Novella Nelson (Clarabelle), Chris Owen (Huey), Alison Pill (Susan), Mark Webber (Stevie), Trevor Cooper (Padre de Dick), William Hootkins (Marshall Walker). País: Dinamarca-Alemania-Francia-Gran Bretaña. Año: 2005. Producción: Sisse Graum Jørgensen para Lucky Punch, Nimbus Film ApS, Zentropa Entertainments y TV2 Danmark. Guión: Lars von Trier. Música: Benjamin Wallfisch. Fotografía: Anthony Dod Mantle. Montaje: Mikkel E.G. Nielsen. Diseño de producción: Karl Juliusson. Dirección artística: Jette Lehmann. Vestuario: Annie Perier. Estreno en Madrid: 02-IX-05. Distribuidora cine y vídeo: Golem. Duración: 101 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V + D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información