Bloggermania

Críticas de Cine

Jue03302017

Last updateJue, 30 Mar 2017 2am

Spun

Spun

Spun, otra película sobre drogas, narra la delirante —en sentido literal— odisea de Ross (Jason Schwartzman) cuando acepta convertirse en el chófer y chico de los recados de un tío conocido como «El cocinero» (Mickey Rourke), dedicado a elaborar la droga en un laboratorio clandestino.

Se puede suponer que John Akerlund ha querido mostrar la maldad de la droga y de los efectos que produce. Lo cierto es que tanto el mensaje como su contenido son poco originales y que lo único que logra es hacer un despliegue brutal de todo tipo de situaciones sucias, escabrosas y desagradables. F.G.-D.

Leer más: Spun

Sweetie

Sweetie

Tras el éxito comercial de El piano y el aliento industrial de sus muchos premios, las taquillas sacan al sol este viejo trapo de la Campion. Es su primer largometraje (1988-89), realizado con escasez de medios y otras deficiencias: se inicia la incapacidad de contar una historia con coherencia, de perfilar y dar consistencia a unos personajes; se inician también dos constantes: algunos de sus protagonistas son seres tarados, con lo cual Jane Campion pretende disimular su falta de tino en el retrato humano, y pasar por buenas sus propias incoherencias; la otra constante son las desnudeces, y un desafuero sexual que viene a dar en lo bufo. Ésta es Sweetie: una loca gorda que con otros bobos lleva a cabo las más desarticuladas acciones. Parece un mal cine cómico mudo recién sonorizado. P.A.U.

Leer más: Sweetie

Sol naciente

Rising Sun

Michael Crichton, autor de la novela Parque Jurásico, escribió poco después un thriller policiaco sobre el progresivo poder del lobby japonés en Estados Unidos. El libro levantó bastantes ampollas. Pronto se vio que era carne de película y Philip Kaufman (Elegidos para la gloria, La insoportable levedad del ser, Henry & June) se puso detrás de la cámara. Le ayudaban en el guión el propio Crichton y Michael Backes; pero discrepancias durante el rodaje hicieron que Kaufman se quedara solo.

Leer más: Sol naciente

Splendor

Splendor

Cuando abandona a su amante femenina, una joven actriz comparte piso con sus dos amantes, un crítico de música rock y el batería de una banda. Al quedarse embarazada, decide abandonarles y contraer matrimonio con un tercero.

"Explora tus posibilidades" dice la frase promocional de este último trabajo de Gregg Araki. Ciertamente, pocas combinaciones más le quedan por probar a la protagonista en sus relaciones amorosas. La conclusión a la que finalmente llega es que si la convivencia en pareja es difícil, la cosa se complica todavía más en un trío. Esto se toma más como una broma que como una reflexión seria sobre el tema, y en ningún momento atrae la atención de los espectadores, lo que devalúa una cierta elegancia que exhibe Araki a la hora de rodar. Ni se acerca a la maestría de su aparente modelo, la magistral Jules et Jim (1961), de Françoise Truffaut. J.L.S.

Leer más: Splendor

Salvar al soldado Ryan

Saving Private Ryan

Desmadejado, conmovido hasta los tuétanos, profundamente tocado en la cabeza y en el corazón, horrorizado y a la vez reconciliado con esa increíble colección de paradojas que es el ser humano... Así sale uno del cine después de las casi tres horas de descenso a los infiernos que propone Salvar al soldado Ryan; un descenso a los infiernos con el que Steven Spielberg asciende de nuevo a los cielos del Séptimo Arte —que ya visitó en Tiburón, E.T., En busca del Arca Perdida, El imperio del sol y La lista de Schindler—, después de esos dos últimos, y más bien decepcionantes, paseos por el purgatorio que fueron Jurassic Park II y Amistad.

Leer más: Salvar al soldado Ryan

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información