Bloggermania

Críticas de Cine

Mié11222017

Last updateMié, 22 Nov 2017 1am

Salto al vacío

Salto al vacío

Primera película de un joven director que parece mostrar auténtico talento. Si la obra no ha resultado del todo plena, es en buena parte debido a la falta de medios: es lamentable que el sonido sea tan deficiente que apenas se entienda lo que dicen los actores; bien es verdad que también ellos son novatos, y vocalizan mal. Pero incluso eso, llevado a la buena parte, puede resultar positivo: los personajes son seres tan animalizados que ni siquiera hablan bien. Lo que es cierto: su vocabulario es mínimo y repititivo, como realmente sucede hoy en tantos ambientes, no sólo marginales.

Brevemente: una más que interesante parábola humana de la joven violencia y su angustiada amoralidad. Una visión ética pero no cómodamente acusatoria, en un argumento roto, casi espasmódico, como las motivaciones y acciones de esos delincuentes, víctimas —en especial la mujer— de la degradación familiar, de una sociedad dirigida por los más culpables delincuentes, que se mueven como ratas en un mortífero paisaje urbano, magníficamente recreado por la cámara. P.A.U.

Director: Daniel Calparsoro. Intérpretes: Najwa Nimry (Alex), Roberto Chalu (Javi), Alfredo Villa (Esteban), Ion Gabella (Toño), Karra Elejalde (Juancar), Kandido Uranga (Alberto), Saturnino García (Luis). Año: 1995. País: España. Producción: Enrique Fernández Ayuso, Daniel Calparsoro y Fernando Colomo, para Yumping Films, Siurell P.C., Fernando Colomo P.C., TVE y Canal Plus. Guión: Daniel Calparsoro. Música: Miguel Rejas. B.S.O.: Virgin. Fotografía: Kiko de la Risa. Dirección artística: Jon Eskuder. Montaje: Pite Piñas. Estreno en Madrid: 3-III-95 (Alphaville). Distribuidora cine: Cine Mussy. Duración: 85 minutos. Género: Drama. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V+ X+ D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información