Bloggermania

Críticas de Cine

Sáb11182017

Last updateVie, 17 Nov 2017 1am

Teresa, Teresa

Teresa, Teresa

En la caótica carrera de la cultura moderna hacia ninguna parte todavía quedan audaces corredores de fondo que rompen a veces la atonía con geniales escapadas a contracorriente. Uno de ellos es el dramaturgo y cineasta Rafael Gordon, que dirigió en 1979 dos largometrajes —Tiempos de Constitución y Cuatro locos buscan manicomio— y veinte años después regresó con La Reina Isabel en persona, sensacional monólogo de hora y media en el que la reina católica repasa su vida y reivindica su obra. Ahora, Gordon abunda en ese cine transgresor y experimental con Teresa, Teresa, segunda entrega de lo que él denomina Trilogía de la Grandeza. Se trata de una singularísima tragicomedia que ganó el Festival de Burgos y ha sido seleccionada para competir en el Festival de Cine Religioso de Trento.

En esta ocasión, Gordon desvela la rica personalidad humana y espiritual de Santa Teresa de Jesús a través de un diálogo singular. Su interlocutora es la frívola presentadora de un popular programa futurista, en el que entrevistan a personajes históricos a los que convocan virtualmente en medio de exóticos efectos especiales, cercanos a la estética pop. Rigurosamente vestida con el sayal carmelitano, la santa abulense contesta con pasajes textuales de sus obras a las preguntas de la presentadora, cada vez más agresivas. Y se muestra siempre humana y sobrenatural a la vez, sin miedo de ningún tipo, con la hondura propia de una Doctora de la Iglesia y con su proverbial buen humor.

La película posee un look impactante, inspirado en parte en la fotógrafa española Ouka Lele, autora del original cartel de la película. Además, se beneficia de una sensacional partitura de Eva Gancedo y de una minimalista puesta en escena, muy subterránea, generosa en primeros planos y siempre atenta a cualquier detalle sugerente. De todas formas, la gran capacidad de fascinación del film se asienta sobre todo en el irresistible vigor literario y dramático de los textos teresianos, que encienden el duelo interpretativo entre Isabel Ordaz y Assumpta Serna. Ambas actrices se muestran metidas hasta los tuétanos en sus respectivos personajes, emblemáticos de la lucha del mejor humanismo católico, espiritual y entusiasmante, contra el prepotente neopaganismo, cínico y nihilista.

Habrá quien se quede epatado con la película y no logre entrar en ella. Pero, desde luego, Teresa, Teresa es de esos films que dejan huella, pues obligan a replantearse las grandes preguntas sobre el sentido último de la vida, el amor y el dolor, y también sobre el cine como un arte muy joven que todavía puede desvelar mil y una posibilidades de transmitir, entretener y emocionar. J.J.M.

Director: Rafael Gordon. Intérpretes: Isabel Ordaz (Teresa de Ávila), Assumpta Serna (Presentadora), Amparo Valle (Maquilladora), Ana José Bóveda (Azafata), Bárbara Elorrieta (Adolescente). País: España. Año: 2002. Producción: Rafael Gordon, para Guadarrama Films. Presentada por: Guadarrama Films. Guión: Rafael Gordon. Música: Eva Gancedo. Fotografía: Francisco Madurga. Dirección artística: Antonio Belizón. Montaje: Julia Juaniz. Estreno en Madrid: 03-X-03. Distribuidora cine: Diorama. Duración: 97 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información