Bloggermania

Críticas de Cine

Mar10172017

Last updateMar, 17 Oct 2017 2am

Troya

Troy

Es difícil, por no decir imposible, abordar la adaptación de un clásico de la literatura universal sin prejuicios. En lo que a Troya se refiere, la discusión está servida antes de haberla visto. Se puede proceder a la criba de los actores y comentar los aciertos y/o errores del director y de la productora con el casting, que no siempre coincide con los gustos y preferencias de cada uno, alimentados durante años por el imaginario personal; se puede comentar también con abundancia de argumentos, las bondades o maldades de la saturación de efectos digitales para naves, ciudades y ejércitos. Por otra parte, durante la proyección se pueden poner numerosos reparos a múltiples traiciones perpetradas a expensas de Homero: ¿dónde han quedado los dioses? ¿dónde el escudo de Ajax? ¿por qué Briseida ha cambiado su velo de viuda por el de sacerdotisa de Apolo? ¿por qué Patroclo ha dejado de ser el entrañable amigo de Aquiles y se ha convertido en su idolatrado primo? y tantas cuestiones más, todas ellas temas de legítimo debate pero que se alejan del propósito principal de la crítica: ¿es una buena película? ¿tiene que ver con la Ilíada? La respuesta a ambas preguntas es afirmativa, aunque ya hemos apuntado que se le pueden poner numerosos reparos.

La película cuenta la leyenda de la guerra de Troya: el rapto de Helena, reina de Esparta, por Paris, príncipe de Troya mobiliza a todos los griegos contra la soberbia ciudad. El mejor de los griegos es el indómito Aquiles, rey de los mirmidones, ebrio de gloria y honor. El mejor de los troyanos es el príncipe Hector, dechado de virtudes familiares y castrenses. El enfrentamiento será brutal pero estéril. A pesar de las numerosas víctimas la victoria se hace esperar. El resultado lo decidirán los dioses y la astucia de Ulises, no el valor o la fuerza de los héroes.

Wolfgang Petersen, realizador alemán (Das Boot) que ahora trabaja en Estados Unidos (Air Force One) ha realizado un filme de aventuras más que mediano. Su principal cualidad es el ritmo trepidante que hace que las casi tres horas de metraje se sucedan en un vuelo. A la que hay que añadir la facilidad con que maneja a los muchos personajes importantes que hay en esta historia (Agamenón, Menelao, Ulises, Patroclo, Aquiles, Briseida, Príamo, Paris, Héctor, Helena, Andrómaca...), y la habilidad para combinar las historias personales y los detalles familiares con el espectáculo. De hecho lo más interesante de esta epopeya son los detalles personales mientras que el gran espectáculo es mero comparsa; en cuanto película de aventuras Troya no ofrece nada original o particularmente memorable, y sin embargo el espectador recordará el amor de Héctor por Andrómaca y la despedida de su esposa e hijo cuando se dispone a batirse con Aquiles, o la ruin ambición de Agamenón, o el dolor de Príamo que ve morir a su hijo y un largo etcétera que se encuentran en la Ilíada. En pleno fragor del combate cien mil combatientes (digitales) se detienen para ver enfrentarse a Héctor y Patroclo e impresiona más el «por hoy basta» de Héctor a Ulises que la rociada de flechas de la víspera.

El guión de Benioff ha elegido centrarse en Aquiles, hace tres mil años Homero hizo lo mismo. La Ilíada, no hace falta recordarlo, es el canto de la cólera de Aquiles, que termina con el viejo Príamo en el campamento griego pidiendo el cadáver de su hijo. El poema griego cuenta como el gran guerrero, enfadado con los suyos deja de luchar y no retoma las armas hasta que Patroclo muere. Benioff lo respeta, introduce multitud de adornos que no son homéricos, pero que son útiles para esta película. Sólo se puede discutir, y es discutida la elección de su héroe. Así como Eric Bana parece que nació para ser Héctor, Sean Bean es un convincente Ulises y Peter O'Toole es un excelente Príamo (a pesar de sus años y de tener el cuerpo algo hinchado) y proporciona la mejor secuencia de toda la historia cuando se arriesga fuera de su ciudad y sorprende a Aquiles en su tienda para pedirle el cuerpo de Héctor para darle un entierro digno. La escena ha recibido el tiempo y atención que requiere, y el esfuerzo es recompensado. Dos actores frente a frente derrotan un ejército de efectos especiales en un inmejorable momento dramático. Pero Brad Pitt no termina de convencer en el papel de Aquiles. Y más probablemente sea que el tratamiento de Aquiles por parte del guionista no es el acertado, y con esto nos acercamos al mayor problema de esta cinta. La Ilíada está poblada de dioses que Benioff ha suprimido en Troya, y de héroes que son más que humanos. El único héroe que recibe atención en esta película es Aquiles y éste ha sido rebajado a la condición de humano. Le falta la grandeza y el monolitismo del original. Brad Pitt encarna a un héroe demasiado moderno, demasiado vulnerable, lleno de dudas sobre sus acciones quien, desnuda su cuerpo más que su alma. Los demás héroes han sido igualmente rebajados, en el caso del gran Agamenón a la condición de villano rastrero y ambicioso pero, en general no reciben la suficiente atención de la cámara para que ello afecte al espectador.

En definitiva, Troya es una buena película de espectáculo y aventura. Sus mejores momentos se deben a Homero, y su debílidad se pone en evidencia cuanto más se aleja de él. Hay que valorar que el guionista recupere la figura central de Aquiles, y es una pena que Benioff no haya logrado darle el tratamiento adecuado. F.G-D.

Director: Wolfgang Petersen. Intérpretes: Brad Pitt (Aquiles), Eric Bana (Héctor), Orlando Bloom (Paris), Peter O'Toole (Príamo), Diane Kruger (Helena), Sean Bean (Ulises), Brian Cox (Agamenon), Saffron Burrows (Andrómaca). País: Gran Bretaña-Estados Unidos. Año: 2003. Producción: Wolfgang Petersen, Diana Rathbun, Colin Wilson. Guión: David Benioff. Música: James Horner. Fotografía: Roger Pratt. Dirección artística: Nigel Phelps. Montaje: Peter Honess. Estreno en Madrid: 14-V-04. Distribuidora en cine: Warner. Distribuidora en vídeo y DVD: Warner. Duración: 162 minutos. Género: Drama histórico. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: V X-

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información