Bloggermania

Críticas de Cine

Vie11152019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

A veces es difícil ser un hombre

Echte Kerle

Comedia de enredo, que gira en torno a la identidad sexual. El inicio del argumento es éste: un policía alemán —de la división de coches robados—, de aspecto muy masculino, es echado por su novia de la casa en que viven; y se emborracha, es de noche. A la mañana siguiente, despierta en una cama con otro hombre, homosexual y ladrón de coches... El policía se atormenta al no saber qué ha ocurrido y ante el buscado silencio del otro. El enredo con otros cinco personajes más se complica con episodios del mismo corte y confección.

A pesar de la completa amoralidad de toda la comedia, es visualmente discreta, y cinematográficamente correcta: buen ritmo, buenos actores..., y muy poca gracia. Es totalmente prescindible. Como conclusión o tesis, la película parece sostener que todos los hombres son homosexuales, salvo, quizá, el policía. Esta brillante idea, planteada en ocasiones en un tono bastante panfletario, provoca que el conjunto resulte cargante. P.A.U.

Director: Rolf Silber. Intérpretes: Christoph M. Ohrt (Christoph), Carin C. Tietze (Helen), Tim Bergmann (Edgar), Oliver Glieber, Rudolf Karalski, Silver Stokowski, Dieter Brandecker, Daniela Ziegler. País: Alemania. Año: 1996. Producción: Gerd Huber y Renate Seefeldt para Cobra Film en colaboración con Bayerischen Rundfunk. Guión: Rolf Silber y Rudi Bergmann. Música: Peter W. Schmitt. Fotografía: Jürgen Herrmann. Dirección artística: Anette Oswald. Montaje: Inez Regnier. Estreno en Madrid: 7-VIII-99. Distribuidora cine: Higher Dreams. Duración: 102 minutos. Género: Comedia. Público apropiado: Adultos, con reparos. Contenidos específicos: X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información