Bloggermania

Críticas de Cine

Mié12112019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Ahmed, el príncipe de la Alhambra

Ahmed, el príncipe de la Alhambra

Adaptación animada de uno de los Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving. Ante el vaticinio de que su heredero sufrirá por amor, un rey musulmán de Granada decide enclaustrar a su hijo recién nacido en la jaula de oro de la Alhambra. Cuando el melancólico príncipe llega a la adolescencia, no puede soportar su encierro, así que escapa del palacio. Tras diversas aventuras, que le sirven para conocer el mundo real, el príncipe se enamora de una princesa de Navarra, lo que plantea un peliagudo problema político entre el reino cristiano y el musulmán.

Desde luego, hay que elogiar el esfuerzo realizado por este equipo de animadores vascos en una industria cinematográfica, como la española, que no acaba de darse cuenta de las posibilidades narrativas, culturales y comerciales de los dibujos animados. Sin embargo, el producto realizado está muy por debajo de las posibilidades de su argumento, incluso teniendo en cuenta su escaso presupuesto.

La animación, aunque reducida, está suficientemente bien resuelta, más en el diseño de los fondos y en el tratamiento del color que en la animación específica de los personajes, a ratos un poco torpe. En este aspecto formal, lo que realmente cabe reprochar a Juanba Berasategui es su desmedido afán por imitar el estilo Disney —y, en concreto, el empleado en la película Aladdin—, pues así alimenta una comparación de la que siempre saldrá malparado.

En todo caso, la película padece sobre todo la enfermedad endémica del reciente cine de animación español: un guión plano, fragmentario y dramáticamente muy poco ambicioso, que no perfila bien a los personajes, desarrolla la historia sin ritmo ni entusiasmo y desaprovecha su atractivo cóctel de aventura, romance, fantasía y recreación histórica. Así, no sólo no se compensa la escasez de medios —que siempre es compensable—, sino que además se dificulta incluso la asimilación de la película hasta por el público infantil al que va destinada.

En fin, que la ausencia de un productor riguroso y exigente con sus profesionales ha echado a perder otra buena oportunidad de levantar de una vez el cine de animación en España, ahora que el género vuelve a estar en pleno auge. J.J.M.

Director: Juanba Berasategui. Dibujos animados. País: España. Año: 1998. Producción: Gurutze Peñalba, para Lotura Films y Euskalmedia. Argumento: Basado en uno de los Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving. Guión: Pío Artola. Fotografía: Eduardo Elosegui. Música: José A. Quintano. Estreno en Madrid: 17-VII-98. Distribuidora cine: Columbia TriStar. Duración: 68 minutos. Género: Aventuras de época. Premios principales: Nominada al Goya 1998 al mejor largometraje de animación. Público apropiado: Todos. Contenidos específicos: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información