Bloggermania

Críticas de Cine

Dom05192019

Last updateDom, 19 May 2019 2am

Adiós a mi concubina

Bawang Bie Ji / Farewell To My Concubine

El director Chen Kaige ha acumulado un montón de premios con su último film: entre otros, la Palma de Oro en Cannes. Lo hace con una película plenamente oriental, más hermética y menos accesible que las de su compatriota Zhang Yimou. Esto ya se notaba en Tierra amarilla y en El rey de los niños, pero se hace patente en esta historia, basada en la novela homónima de Lilian Lee, que tiene como marco central la ópera china: un mundo bastante alejado de las coordenadas propias de la mentalidad occidental.

El relato transcurre en China entre los años 1924 y 1977. Un arco temporal en el que se sitúa la carrera artística de Dieyi (Leslie Cheung) y Xiaolou (Zhang Fengyi), dos estrellas de la ópera cuyas vidas coinciden con momentos decisivos para la historia de su país: partición de China entre los Señores de la Guerra, ocupación japonesa, victoria comunista, Revolución Cultural...

En la ópera china existe la tradición de que sus personajes sean representados por hombres, incluso los femeninos. En ese aspecto, Dieyi no soporta estar encasillado en el papel de mujer. Y se muestra especialmente terco siendo aún niño a la hora de afirmar su virilidad; para ello cambia el texto de una ópera, lo cual le vale un castigo brutal. Transcurridos los años se observa que existe una relación afectiva muy especial entre Dieyi y Xiaolou. Pero Juxian (Gong Li), una prostituta con la que termina casándose Xiaolou, verdadera femme fatale, viene a interponerse entre ellos: no porque se la disputen, sino porque Dieyi cree que le separa de su amigo.

Adiós a mi concubina –que toma su nombre de una ópera china que representan Dieyi y Xiaolou, en la que una concubina se corta el cuello ante su rey cuando se anuncia la derrota de los ejércitos de éste– es una tragedia compleja, con personajes y relaciones que también lo son. Dieyi, ante una realidad que parece superarle, se refugia en su papel operístico de concubina, desarrollando así una tendencia homosexual. Xiaolou tiene los pies más en el suelo, pero no sabe muy bien cómo ayudar a su amigo y atender a su mujer; mientras que ésta querría apartar a su marido de la que estima mala influencia de Dieyi.

Kaige aborda el tema del determinismo –algo recurrente en los films de Zhang Yimou–, de las circunstancias sociales, que pueden provocar que una vida transcurra por cauces muy concretos. Y lo hace afirmando por boca de uno de sus personajes que cada cual se labra su propio destino a través de pequeños pasos en determinada dirección. Resulta interesante la proposición de Kaige, ya que fácilmente acontecimientos que se suceden en el film –aprendizaje brutal, encarnación de papeles femeninos, la irrupción de una mujer, la represión de la revolución cultural– podían ser invocados como excusas plausibles del comportamiento de los personajes. Pero Kaige dice a través de Dieyi que eso sólo explica una parte de las acciones de las personas.

El director desarrolla su historia con una puesta en escena parsimoniosa pero fascinante, explotando las posibilidades que le ofrece la ópera china de colorido, gestualidad y sonidos, mostrada a través de la deslumbrante fotografía de Gu Changwei. Se juega maravillosamente con luces, sombras y reflejos, o se dan buenas soluciones visuales; una muy efectiva es la discusión que tienen los miembros de la compañía acerca de las nuevas ideas sobre la ópera venidas por el dominio comunista –es valiente Kaige al criticar el ahogo de la cultura que trajo consigo Mao–, en la que se juega con las transparencias que han de servir de fondo a una representación. J.M.A.

Director: Chen Kaige. Intérpretes: Leslie Cheung (Cheng Dieyi), Zhang Fengyi (Duan Xiaolou), Gong Li (Guan Jifa), Lu Qi (Na Kun), Ying Da (Maestro Yuan), Ge You (Xiao Si, adolescente). País: Hong Kong. Año: 1993. Producción: Hsu Feng, para Tomson Films. Argumento: Basado en la novela homónima de Lilian Lee. Guión: Lilian Lee y Lu Wei. Música: Zhao Jiping. Fotografía: Gu Changwei. Dirección artística: Chen Huaikai. Montaje: Pei Xiaonan. Estreno en Madrid: 9-III-94 (Alphaville). Distribuidora cine: Iberoamericana Films. Distribuidora vídeo: BMG Vídeo. Duración: 168 minutos. Género: Drama. Premios principales: Palma de Oro en el Festival de Cannes 1993; Globo de Oro 1993 a la mejor película en habla no inglesa; nominada al Oscar 1993 a la mejor película en habla no inglesa. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: S.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información