Bloggermania

Críticas de Cine

Dom09222019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Atrapado en el tiempo

Groundhog Day

Phil (Bill Murray) es el hombre del tiempo de una televisión local; un tipo egocéntrico y sarcástico. El día 2 de febrero acude a cubrir, junto a la productora Rita (Andie MacDowell) y un cámara, una fiesta local en Punxsutawney: el Día de la Marmota, en que el despertar de una marmota hibernada señala el final del invierno o su prolongación por seis semanas. Acabada la tarea, una terrible ventisca les retiene en el pueblo. Al día siguiente, Phil descubre con estupor que continúa siendo 2 de febrero y que los acontecimientos que ya ha vivido se repiten. Sólo él es consciente de este extraño fenómeno, por el que todos sus días resultan ser el mismo: el Día de la Marmota.

Danny Rubin y Harold Ramis han escrito una comedia inteligente y sólida, una fábula moderna acerca de la vida ordinaria, en la que aletea el espíritu de Frank Capra. Si un ángel mostraba al protagonista de ¡Qué bello es vivir! lo que habría sido la vida de sus amigos sin él, en Atrapado en el tiempo se observan las posibilidades de una jornada según se dedique a uno mismo o a los demás. Los gags provocados por la experiencia de Phil se dosifican bien y arrancan la sonrisa y hasta la carcajada del espectador. Pero los guionistas no se han estancado en el lado cómico de la historia. Han tratado de analizar a través del personaje de Phil las razones por las que merece la pena vivir cada día.

Phil pasa por diversas etapas en su singular aventura. A la sorpresa, sigue un deseo de aprovechar la situación: comer y beber sin medida, saltarse las leyes, ligar con las chicas guapas. Pero esto no le satisface. Trata entonces de conquistar a Rita, de la que está enamorado; pero su egoísmo le impide triunfar. Desesperado, intentará suicidarse. Pero los días se repiten igualmente. Sólo cuando comienza a preocuparse del sufrimiento de los demás, de hacer bien su trabajo, de descubrir la belleza de las cosas, comenzará a gustar lo que es la verdadera felicidad.

Atrapado en el tiempo es la mejor película de Harold Ramis como director. La narración es fluida, y sabe valerse de pequeños detalles que ganan al espectador, como el familiar despertar de cada mañana al son de la canción I got you, babe, de Sonny y Cher, o la inmediata repetición de episodios que han tenido lugar el día anterior, y en los que Phil va introduciendo cambios.

Todas las bazas están muy bien jugadas. Así, hay trepidación en algunos momentos, una buena fotografía de John Bailey, y un correcto uso de la banda sonora de Georges Fenton. Todos los actores están muy bien escogidos: Bill Murray, divertido y comedido, y Andie MacDowell, cuyo personaje desprende el encanto y bondad que se le supone.— J.M.A.

Director: Harold Ramis. Intérpretes: Bill Murray (Phil), Andie MacDowell (Rita), Chris Elliot (Larry), Stephen Tobolowsky (Ned), Brian Doyle-Murray (Buster). Producción: Trevor Albert y Harold Ramis, para Columbia Pictures. País: USA. Año: 1993. Argumento: Danny Rubin. Guión: Danny Rubin y Harold Ramis. Música: George Fenton. Fotografía: John Bailey. Dirección artística: David Nichols. Montaje: Premboke J. Herring. Estreno en Madrid: 25-VI-93. Distribuidora cine: Columbia TriStar. Distribuidora vídeo: Columbia TriStar. Duración: 90 minutos. Género: Comedia. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: S | D-.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información