Bloggermania

Críticas de Cine

Vie11152019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Agua tibia bajo un puente rojo

Akai hashi no shita no nurui mizu

Agua tibia bajo un puente rojo es una película japonesa que está firmada por el realizador Shohei Inamura. Sin duda el cine oriental es siempre "otra cosa". Generalmente ello lo entendemos como sinónimo de maestría y genialidad. Pero puede ocurrir lo contrario: que el espectador occidental no logre averiguar el interés de lo que en cierto momento le cuentan. Y este es, probablemente, un buen ejemplo. Imamura narra la historia de un parado al que ha abandonado su mujer, y cuya vida cambia al encontrar a Saeko, una misteriosa joven que expulsa vaginalmente litros y litros de agua en forma de surtidor mientras experimenta una imparable necesidad de hacer algo prohibido.

El supuesto valor simbólico y metafórico del film no logra hacer de él una película poética al uso oriental. Quizá lo mejor es la galería de sugerentes secundarios que entre todos componen un extraño cuadro de realismo mágico que quizás habría que denominar surrealismo. Dos horas de una hermosa cinta pero desgraciadamente indescifrable y enormemente chocante. J.O.

Director: Shohei Imamura. Intérpretes: Yakusho Koji (Yosuke), Shimizu Misa (Saeko), Baisho Mitsuko (Mitsu), Kuwa Mansaku (Gen), Kitramura Kazuo (Taro), Natsuyagi Isao (Masayuki). País: Japón. Año: 2001. Producción: Iino Hisa para Nikkatsu Corporation, Inamura PC., BAP, Inc., Eisei Gekijo y Maru Limited. Guión: Shohei Imamura, Motofumi Tomikawa y Daisuke Tengan. Música: Shinichiro Ikebe. Fotografía: Shigeru Komatsubara. Dirección artística: Hisao Inagaki. Montaje: Hajime Okayasu. Estreno en Madrid: 22-II-02. Distribuidora cine: Vértigo. Distribuidora de vídeo: Manga Films. Duración: 119 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: X.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información