Bloggermania

Críticas de Cine

Jue11142019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Antes que anochezca

Before Night Falls

El escritor cubano Reinaldo Arenas falleció de SIDA en Nueva York en 1990. Julian Schnabel —pintor reconvertido en cineasta, y autor del largometraje Basquiat—, hace en Antes que anochezca una particular interpretación de Arenas a partir de su libro de memorias homónimo y de un documental que rodó una cadena de televisión estadounidense poco antes de su muerte.

Schnabel convierte la vida del escritor cubano en un símbolo de toda lucha contra la dictadura y la represión, y a favor de la belleza. Pero se excede en este enfoque. Nada cabe objetar a que el pintor-director recuerde cómo el régimen comunista de Fidel Castro persiguió no solo a enemigos políticos, sino también a otras muchas minorías, como intelectuales y homosexuales. Sin embargo, resulta más que discutible que Schnabel atribuya el particular talento y sensibilidad de Arenas a su desviación sexual. Y, desde luego, cae en el ridículo cuando subraya con descaro la supuesta homosexualidad de Shakespeare, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci..., como dando a entender que han sido los homosexuales los que han hecho avanzar el arte y la belleza.

Si dejamos a un lado este obsesivo afán de Schnabel por exaltar a artistas gays —su película anterior trataba de un pintor homo-sexual—, Antes que anochezca es un trabajo interesante, pues sigue la trayectoria humana del escritor: infancia, adolescencia, descubri-miento del lenguaje, revolución castrista...; todo narrado con citas de su libro. La persecución que sufre en su tierra —después de que él emplee el "sexo como arma política para manifestar la opo-sición al régimen"—, permite simpatizar con el sufrimiento del hombre, independientemente de su actitud moral. Su salida de la isla y su muerte en Estados Uni-dos tienen mucho que ver con el conmovedor drama de la pobreza y marginación en una urbe opu-lenta, sin que importe quién la sufra.

Hay que decir que Schnabel es un pintor y no un gran director; compone bellos cuadros en los que se recrea como artista, pero no narra con fluidez. La película se salva por el magnífico trabajo de Javier Bardem, que carga con todo el peso de la misma casi desde el principio. La cámara se aligera hacia el final, cuando emula los documentales televisivos que hiciera la televisión estadounidense.

Queda así un película destinada a todos los entusiastas de Javier Bardem y a aquellos que hayan leído la obra de Reinaldo Arenas. F.G.-D.

Director: Julian Schnabel. Intérpretes: Javier Bardem (Reinaldo Arenas), Olivier Martínez (Lázaro Gómez Carilles), Andrea Di Stefano (Pepe Malas), Johnny Depp (Bon Bon/Teniente Víctor), Sean Penn (Cuco Sánchez), Michael Wincott (Herberto Zorilla Ochoa), Olatz López Garmendia (Madre de Reinaldo) País: Estados Unidos. Año: 2000. Producción: John Kilik, para El Mar Pictures y Grandview Pictures. Argumento: Basado en el libro de memorias de Reinaldo Arenas. Guión: Cunningham O’Keefe, Lázaro Gómez Carriles y Julian Schnabel. Música: Carter Burwell, Laurie Anderson y Lou Ree. Fotografía: Javier Pérez Grobet, Guillermo Rosas. Dirección artística: Salvador Parra. Montaje: Michael Berenbaum. Estreno en Madrid: 12-III-01. Distribuidora cine: Lolafilms. Distribuidora vídeo: Lolafilms. Duración: 133 minutos. Género: Drama biográfico. Premios principales: Gran premio del Jurado y Coppa Volpi al Mejor Actor para Javier Bardem en el Festival de Venecia 2000. Nominación al Oscar 2000 al Mejor Actor para Javier Bardem. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información