Bloggermania

Críticas de Cine

Mié04242019

Last updateMié, 24 Abr 2019 2am

Be Cool

Be Cool

Cómo conquistar Hollywood, adaptación de una novela de Elmore Leonard, era una divertida película sobre un gángster cinéfilo, que debía cobrar la deuda de un productor. Diez años después vuelve Chili Palmer (John Travolta "again"), que ahora desea producir un disco a la desconocida Linda Moon, en parte como favor a la viuda de un amigo recién asesinado. Y es que nuestro matón tiene un corazón de oro.

Leer más: Be Cool

Brujas

Brujas

Parece esta segunda película superior, en su realización, a la primera: Todo es mentira; pero esto no permite decir que se trate de una comedia conseguida. Tal vez surgida al calor de la moda actual de los road-movies de mujeres, ocasión para reunir varios tipos femeninos que, en sus diálogos, presenten sus vidas y pensamientos.

Esto es lo que hace Fernández Armero. Pero no hay demasiada convicción en la interpretación de las tres actrices principales, ni su papel está trazado con hondura y verosimilitud, ni su viaje liberador. Parece todo un tópico extremado: una adolescente que busca a un hombre, una obsesa sexual, y una mujer separada después de veinte años de matrimonio. No era necesario que se echaran a la carretera. Ni necesario resulta oir la sarta de descriterios morales ni esa rebelión superficial y falsa, ni la adjunta pornografía. Así que la película podría caber en la sección de lo innecesario. P.A.U.

Leer más: Brujas

Blues Brothers 2000. El ritmo continúa

Blues Brothers 2000

Dieciocho años después de Granujas a todo ritmo, llega la secuela. Mismo director, mismos planteamientos. Elwood sale de prisión. Su hermano Jake ha muerto, pero eso no le impide acudir a viejos y nuevos amigos para recomponer la banda de los Blues Brothers. El sencillo argumento sirve para presentar los esperados números musicales y un puñado de situaciones cuyo humor se basa en el absurdo.

Leer más: Blues Brothers 2000. El ritmo continúa

Blanco. Tres colores

Trois coleurs. Blanc

No sin razón recibió Blanco el Oso de Plata al mejor director en el Festival de Berlín de 1994. Pues esta insignificante y nada consistente película, cuya historia hace agua por todos lados, que se hunde con los actores y todo el equipo, consigue llegar... a algún puerto gracias al timón de Kieslowski. Demasiada orquesta y demasiados coros para un macabro chiste sin ángel, retorcido y falso, sobre un matrimonio roto. Bastaba con un corto. P.A.U.

Leer más: Blanco. Tres colores

Besos y abrazos

Besos y abrazos

Maritxu, tras el asesinato de su hermano mayor por unos cabezas rapadas, decide investigar a fondo acerca de lo ocurrido y descubre, entre otras muchas cosas, que su hermano era homosexual. Elegante y delicada reflexión en torno a la homosexualidad y la falta de cariño en la infancia. Opera prima del joven director navarro Antonio María Gárate, en la línea de lo mejor del cine independiente español (Manderley, Tras el cristal, Arrebato) del que, con esta película poco habitual, se declara a la vez deudor y es digno representante. P.A.U.

Leer más: Besos y abrazos

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información