Bloggermania

Críticas de Cine

Mar07232019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Competencia desleal

Concorrenza sleale

Desde hace años, Ettore Scola viene ofreciendo, con regularidad casi anual y perspectivas variadas, jugosos retratos de la sociedad italiana del cambio de siglo y de milenio. Ahí están películas como La familia, Splendor, ¿Qué hora es?, Mario, María y Mario, Historia de un pobre hombre o La cena. Ahora, en Competencia desleal, el veterano cineasta rememora la Italia fascista para volver a exaltar el compromiso social y humanístico que siempre ha defendido.

En tono tragicómico, el guión describe el enfrentamiento entre dos sastres vecinos, que viven en un populoso barrio romano cercano al Vaticano. Uno de ellos es un burgués católico, buena persona aunque rudo, que tontea con el fascismo a pesar de las advertencias de su hermano profesor. El otro sastre es un judío espabilado y vitalista, que siempre aprovecha y mejora los esfuerzos de su vecino. Esta rivalidad entre los padres contrasta con el romance que viven la hija mayor de uno con el hijo mayor del otro, y la profunda amistad que une a los hijos pequeños de ambas familias. Finalmente, la situación da un vuelco radical cuando el go-bierno fascista aprueba en 1938 sus primeras leyes racistas contra los judíos.

Director: Ettore Scola. Intérpretes: Diego Abatantuono (Umberto), Sergio Castellitto (Leone), Gérard Depardieu (Angelo), Jean-Claude Brialy (Nonno Mattia), Claude Rich (Conde Treuberg), Anita Zagaria (Margherita), Antonella Attili (Giuditta), Elio Germano (Paolo), Gioia Spaziani (Susanna), Sabrina Impacciatore (Matilde), Rolando Ravello (Ignazietto). País: Italia-Francia. Año: 2001. Producción: Franco Committeri para Les Film Alain Sarde y Medusa Produzione. Guión: Ettore Scola, Silvia Scola, Fulvio Scarpelli, Furio Scarpelli y Giacomo Scarpelli. Música: Armando Trovajoli. Fotografía: Franco Di Giacomo. Montaje: Raimondo Crociani. Estreno en Madrid: 13-IX-02. Distribuidora cine y vídeo: Sociedad Anónima del Vídeo. Duración: 101 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: —.

Ciertamente, perjudican a la película algunos toscos apuntes anticlericales, el tono teatral que Scola impone a las interpreta-ciones y el doblaje de varias de ellas, como la de Gerard Depar-dieu. Sin embargo, estos defectos son compensados de sobra con las poderosas presencias de los actores —todos de primera fila—, con una esmerada ambientación y sobre todo con un guión chispeante, divertido y profundo a la vez. De este modo, sin renunciar a la estricta denuncia política, Scola exalta la solidaridad, la tolerancia y el inconformismo como valores esenciales de una sociedad europea destinada a integrar a personas de diversas razas y religiones. Todo ello, expuesto con un tono sencillo y entrañable, nada solemne, que recuerda a las mejores comedias costumbristas italianas y españolas de los años 50, o a otras revisitaciones actuales, como La vida es bella, de Roberto Benigni. J.J.M.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información