Bloggermania

Críticas de Cine

Lun10142019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

El círculo perfecto

Savrseni Krug

Esta coproducción franco-bosnia ha recibido diversos galardones y ha sido candidata a la mejor película europea de 1997. Rodada entre 1992 y 1996, recrea casi en directo el cruel asedio de Sarajevo por los chetniks serbios durante la reciente guerra en la ex Yugoslavia. Para ello, sigue los pasos de un atormentado poeta musulmán cuyas mujer e hija han huido al extranjero. Un día, se cuelan en su casa dos niños también musulmanes, uno de ellos sordomudo, cuya familia ha sido exterminada casi al completo; tan sólo les queda una tía, a la que buscarán por la destrozada ciudad con la ayuda del poeta.

En su vibrante y fluida puesta en escena —muy bien planificada—, el cineasta bosnio Ademir Kenovic (Kuduz; Cojek, Bog, Monstrum) integra a la perfección las dolorosas tragedias íntimas de los diversos personajes —todos ellos encarnados por actores magníficos— en el dantesco marco histórico de la guerra en Bosnia, con sus complejas implicaciones políticas, sociales y religiosas. Para ello, Kenovic recurre a un duro y cortante realismo visual, de gran eficacia dramática, que rompe de vez en cuando con singulares contrapuntos fantásticos, centrados en los sueños y las imaginaciones de los tres protagonistas. Estas salidas oníricas, aunque a veces oxigenan con humor negro la sordidez del relato, otras lo entorpecen, al rebajar su impresionante y desnudo verismo, casi documental.

En cualquier caso, el conjunto adquiere valor antropológico por la humanidad y ponderación con que Kenovic afronta los conflictos planteados. El director bosnio no pretende hacer un sesudo análisis de las causas y consecuencias de la guerra; a él le interesa sobre todo reflejar la deshumanización y desesperación que provoca, y exaltar de paso los heroicos gestos de solidaridad que también se dan en ella. Su mirada no deja de estar cargada de tristeza y pesimismo sobre la capacidad de maldad del ser humano, pero sabe encontrar resquicios de esperanza; una esperanza, sin embargo, bastante limitada, pues Kenovic se muestra incapaz de descubrir, en el infierno de Sarajevo, el rostro de Dios. J.J.M.

Director: Ademir Kenovic. Intérpretes: Mustafa Nadarevic (Hamza), Almedin Leleta (Adis), Almir Podgorica (Kerim), Josip Pejakovic (Marko), Jasna Diklic (Gospoda), Mirela Lambic (Miranda). País: Francia-Bosnia. Año: 1996. Producción: Sylvain Bursztejn, Dana Rotberg y Peter Van Vogelpoel, para Parnasse International y Dokument Sarajevo, con La Sept Cinéma, Le Centre National de Cinematographie y la participación de Canal + Francia. Ard/Degeto Film, RTV BIH y Jadran Film. Coproducida por: Argus Film Produktie, VPRO Relevision, Objetiv Filmstudio y el apoyo de La Foundation Gan pour le Cinéma. Guión: Ademir Kenovic y Abdulah Sidran. Música: Esad Arnautalic. Fotografía: Milenko Uherka. Dirección artística: Kemal Hrustanovic. Montaje: Christel Tanovic. Estreno en Madrid: 2-I-98. Distribuidora cine: Wanda. Distribuidora vídeo: Filmax. Duración: 110 minutos. Género: Drama sobre la Guerra en Bosnia. Premios principales: Mejor película y director en el Festival de Tokio 1997. Mención Especial de la FIPRESCI en la Seminci de Valladolid 1997. Candidata a la mejor película europea y al mejor guión en los Premios del Cine Europeo 1997. Público apropiado: Jóvenes-adultos. Contenidos específicos: V D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información