Bloggermania

Críticas de Cine

Dom09222019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

El adversario

L’adversaire

Jean-Claude Romand era un respetado médico francés de mediana edad que el 9 de enero de 1993 asesinó fríamente a su esposa, a sus dos hijos pequeños y a sus propios padres, y después intentó suicidarse sin éxito. Durante la investigación policial se descubrió que Romand nunca había sido médico ni había trabajado en la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra, como él aseguraba. De modo que llevaba 18 años engañando a su familia, a sus amigos y a una amante que mantenía en París. Él, mientras tanto, vivía del dinero que todos ellos le prestaban para unos fondos de inversión en Suiza, supuestamente muy ventajosos. Finalmente, el loco deambular de Romand, de gasolinera en gasolinera y de hotelucho en hotelucho, culminó en un hospital psiquiátrico.

Esta historia real, adaptada con más o menos fidelidad, ha dado lugar a tres películas: la española La vida de nadie, de Eduard Cortés, y las francesas El empleo del tiempo, de Laurent Cantet, y El adversario, de Nicole García, que ha tenido cinco candidaturas importantes a los Premios César. Esta última se basa directamente en la obra homónima de Emmanuel Carrère, que recrea la historia auténtica en clave de investigación periodística. El resultado es interesante pero desigual, y un poco inferior a las otras dos versiones fílmicas del suceso.

El adversario está bastante bien escrita y ofrece unas intensas interpretaciones, sobre todo del veterano Daniel Auteuil, que da perfectamente el tipo del inquietante Romand. También tiene interés la fría puesta en escena de Nicole García, cercana al clásico estilo polar, y muy meritoria en su compleja hilvanación de tiempos y momentos dramáticos, pues el guión va desvelando el caso poco a poco, pero mezclando desde el principio todas las tramas, también la del asesinato. Sin embargo, por dentro de este elogiable ejercicio de creación y mantenimiento de la intriga, hay poco relleno, salvo que se considere como tal la obvia constatación del poder destructor de la mentira. El caso es que no se dan razones de la actitud de Romand, ni siquiera se apuntan elementos tangibles de juicio —respecto a sus relaciones familiares y extramatrimoniales, por ejemplo—, como sí hacen las otras dos adaptaciones. Así que el espectador, aunque se mantiene interesado por la intriga, nunca se conmueve con el drama que se describe. Un defecto importante en una película que por fuera parece más redonda. J.J.M.

Director: Nicole García. Intérpretes: Daniel Auteuil (Jean Marc Faure), Geraldine Pailhas (Christine Faure), François Cluzet (Luc), Emmanuelle Devos (Marianne), Bernard Fresson (padre de Christine), François Berleand (Remi), Alice Fauvet (Alice), Martin Jobert (Vincent). País: Francia-Suiza-España. Año: 2002. Producción: Alain Sarde para Les Films Alain Sarde, France 3 Cinema, Pauline´s Angel, Vega Film, Vértigo Films, Canal+, Sofica Image 8, TSR y Vía Digital. Guión: Jacques Fieschi, Frederic Belier-García y Nicole García. Música: Angelo Badalamenti. Fotografía: Jean Marc Fabre. Montaje: Emmanuelle Castro. Estreno en Madrid: 21-II-03. Distribuidora cine: Vértigo. Distribuidora de vídeo: Vértigo. Duración: 127 minutos. Género: Drama. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V S D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información