Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12162019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

El caso Winslow

The Winslow Boy

David Mamet es un prestigioso escritor norteamericano que cuenta con un Premio Pulitzer en su currículum. Ha estado ligado al cine, pues ha elaborado guiones tan importantes como Los intocables de Eliot Ness,Glengarry Glen Ross y La cortina de humo. En 1987 comenzó a dirigir largometrajes con La casa del juego. En La trama nos enseñó su maestría como cineasta.

El caso Winslow se basa en un hecho real que fue narrado en una obra teatral del dramaturgo inglés Terence Rattigan. Mamet se fijó en esta obra por considerarla «un melodrama excelente (...) Como dramaturgo que soy, admiro a Rattigan e intenté durante muchos años adaptarla al teatro, pero no encontré el reparto de la categoría que yo quería poner en escena. En cambio, el cine sí me ha permitido realizar este proyecto». En 1948 se hizo una versión cinematográfica titulada Pleito de honor, que fue dirigida por Anthony Asquith. La historia transcurre en la Gran Bretaña de comienzos de siglo y tiene por protagonista a la distinguida familia Winslow. El pequeño de los tres hijos, Ronnie (Guy Edwards), es expulsado del Colegio Naval de Osbourne, acusado de haber robado una pequeña cantidad de dinero: cinco chelines. Tanto su hermana Catherine (Rebeca Pidgeon) como su padre, Arthur Winslow (Nigel Hawthorne), al estar convencidos de la inocencia del chaval, deciden llegar hasta el final para salvar el buen nombre de la familia, lo que les ocasionará grandes problemas. Contratan a uno de los mejores abogados londinenses, sir Robert Morton (Jeremy Northam), quien conseguirá que el caso llegue hasta la Cámara de los Comunes. El asunto va cobrando cada vez mayor trascendencia social. Arthur y su hija Catherine están dispuestos a recuperar uno de los valores más preciados: el honor. Sin embargo, la película más que en el proceso judicial se centra en los sentimientos de los protagonistas del caso. La mayoría de las secuencias se desarrollan en el hogar de los Winslow y no en los juzgados.

La puesta en escena roza la perfección. Los diálogos, aderezados de un fino sentido del humor, están muy bien elaborados. Los principales protagonistas –Rebecca Pidgeon, Nigel Hawthorne y Jeremy Northam– realizan un espléndido trabajo. Todo en la película está cuidado: desde el gesto más insignificante hasta el momento más crucial. David Mamet considera que «para hacer una buena película, el secreto es entender el guión lo suficientemente bien como para contratar a grandes actores y dejarlos que trabajen libremente». La sensibilidad con que se ha llevado a cabo la película es encomiable. El caso Winslow es una de esas obras que, desgraciadamente, escasean. A.G.P.

Director: David Mamet. Intérpretes: Nigel Hawthorne, Jeremy Northam, Rebecca Pidgeon, Gemma Jones, Guy Edwards y Matthew Pidgeon. País: Estados Unidos. Año: 1999. Producción: Sony Pictures. Distribución: Columbia TriStar. Guión: David Mamet. Fotografía: Benoit Delhome. Música: Alaric Jans. Fecha de estreno en España: 22.X.99. Duración: 110 minutos. Género: Drama. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: –.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información