Bloggermania

Críticas de Cine

Jue10242019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

El sueño de una noche de San Juan

El sueño de una noche de San Juan

Aunque no acaba de romper desde el punto de vista narrativo y comercial, el cine de animación español se ha convertido en el más activo de Europa, sobre todo en el ámbito de la animación en 3D. De hecho, el primer largometraje europeo íntegramente realizado por ordenador fue Megasónicos, modesta producción futurista vasca, dirigida por Javier de la Fuente y José Martínez. A pesar de la mediocridad de su guión y de su escasa calidad técnica, Megasónicos fue galardonado con el Goya 1997 al mejor largometraje de animación, quizá para subrayar su carácter de filme histórico.

Entre vascos y gallegos
Tres años más tarde, Ángel María Alonso García dirigía El ladrón de sueños, otra pequeña y ecológica producción en 3D que, a pesar de sus numerosos defectos —sobre todo un guión muy confuso—, optó al Premio Goya 2000 al mejor largometraje de animación.

La que sí se llevó hace unos meses ese preciado galardón fue la coproducción hispano-canadiense PK3. Pinocho 3000, adaptación futurista del clásico relato de Carlo Collodi, dirigida por el animador canadiense Daniel Robichaud y coproducida por la Filmax Animation de Julio Fernández, cuya sede central está en Barcelona, pero cuyos Estudios de Animación en 3D —los Estudios Bren— está ubicados en Santiago de Compostela. En ellos se está produciendo en la actualidad otro largometraje en 3D: Donkey Xote, libérrima adaptación cómica de la obra maestra de Miguel de Cervantes.

Desde La Coruña
De este modo, Galicia se ha convertido en los últimos años en el punto de referencia del cine europeo de animación digital, sobre todo gracias a la consolidación de la otra gran empresa española del sector: Dygra Films. Fundada en 1997 en La Coruña, Dygra lanzó en 2001 —con distribución de Buena Vista, la empresa de Walt Disney Pictures— El bosque animado, versión en 3D de la novela de Wenceslao Fernández Flórez que ganó numerosos premios internacionales y los Goya a la mejor película de animación y mejor canción (Luz Casal).

Ciertamente, los resultados artísticos de El bosque animado fueron irregulares, pero la película funcionó bien en taquilla, se estrenó en numerosos países y permitió a Dygra la realización de El sueño de una noche de San Juan, una nueva película de animación digital, con el doble de presupuesto que su predecesora —8 millones de euros—, pero con resultados igualmente estimables e irregulares. De todas formas, ya se han firmado acuerdos de distribución en más de 60 países, lo que confirma la universalidad de este género. Entre los proyectos de Dygra, destacan los largometrajes El espíritu del bosque —nueva aventura de los personajes de El bosque animado—, Noche de Paz —una historia navideña— y El asno de oro, adaptación de la novela de Apuleyo, ambientada en el Imperio Romano del siglo II.

Shakespeare de nuevo
El sueño de una noche de San Juan adapta libremente la obra teatral Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, y parte de las viejas leyendas que aseguran que en la noche de San Juan los humanos pueden acceder al País de la Fantasía y los Sueños, habitado por duendes, hadas y brujas, y en el que cada humano tiene un ser paralelo.

En concreto, para devolver la ilusión al moribundo Duque Teseo —deprimido tras los fracasos de sus últimos inventos—, viaja al fantástico país su hija Elena, una joven inteligente y pragmática, que no cree en leyendas y cuentos. Su objetivo es encontrar y pedir ayuda a Titania, la Reina de las Hadas, cuya depresión intenta consolar sin éxito su divertida ayudante, la hada gorda Mostaza. Acompañan a Elena sus dos principales pretendientes: el despistado Lisandro, ayudante de su padre e inventor como él, y el malvado y ambicioso banquero Demetrio, que ha puesto al Duque contra la espada y la pared.

En cuanto entran en Fantasía, a este abigarrado grupo de humanos se le unen todo tipo de duendes y seres de ensueño... y de pesadilla. Entre los primeros destacan Oberón, el juerguista y gordinflón rey de los duendes —que se dedica a la venta al por mayor de hechizos de todo tipo—, y su fiel ayudante Perecho, un duende astuto y algo travieso, que es como el personaje paralelo de Lisandro. Por su parte, el lado oscuro de Fantasía lo dominan Frosi, Faena y Cleta, tres brujas feísimas y malvadísimas:

Desconchones y brillos
Como su antecesora, esta película muestra fallos en los movimientos de los humanos —a pesar del asesoramiento de la Cátedra de Anatomía de la Universidad de Salamanca— y padece un guión de estructura acumulativa, con demasiados personajes poco perfilados e irregular en su despliegue de momentos dramáticos y cómicos. Además, su tono mágico-ecológico y su reivindicación de la utopía adopta puntualmente unos tintes algo paganos y hedonistas, no muy desagradables, pero confusos para los niños y superficiales en su acercamiento a los conflictos morales de los personajes.

De todas formas, respecto a El bosque animado, mejora la música y las canciones —mucho más modernas y discotequeras—, el diseño de personajes y fondos —casi siempre imaginativo, sobre todo el del simpático duende Perecho— y la recreación animada de gestos. Así que, a pesar de sus defectos, queda una simpática producción, disfrutable por toda la familia y muy adecuada para estas fechas. Además, también es elogiable la exposición Oniria: atrévete a soñar, una original iniciativa de promoción de la película y de acercamiento de la animación al gran público que, desde el verano de 2004, recorrerá más de diez ciudades españolas y extranjeras. J.J.M.

Directores: Ángel de la Cruz y Manolo Gómez. Voces de los personajes: Gabino Diego (Lisandro), Carmen Machi (Mostaza), Isabel Ordaz (Frosi), Emma Penella (Faena), Gemma Cuervo (Cleta). País: España-Portugal. Año: 2005. Producción: Leonel Ribeiro y Luis Pedro Martíns, para Dygra Films y Appia Filmes. Productores ejecutivos: Pedro Gonçalves y Marina Fuentes. Argumento: Basado en la obra teatral «Sueño de una noche de verano», de William Shakespeare. Guión: Ángel de la Cruz y Beatriz Iso. Música: Arturo Kress y Artur Guimaraes. Dirección artística: Alberto Taracido. Dirección de animación: Julio Díez. Estreno en Madrid: 01-VII-05. Distribuidora cine y vídeo: Buena Vista. Duración: 98 minutos. Género: Aventuras fantásticas. Público adecuado: Todos. Contenidos especiales: S.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información