Bloggermania

Críticas de Cine

Jue11142019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Fantasía 2000

Fantasía 2000

En 1940, Walt Disney consiguió sorprender de nuevo al público y a la crítica. Con la inestimable colaboración del gran maestro Leopold Stokowski, al mando de la Orquesta de Filadelfia, transformó el corto de Mickey Mouse El aprendiz de brujo, que había rodado dos años antes, en el mítico largometraje Fantasía, arriesgada película-concierto en la que ilustró con imágenes animadas varias piezas musicales clásicas. El film fue acusado por algunos de plomizo e infantil, y generó un encendido debate sobre la conveniencia o no de dotar de una imagen reconocible a melodías imperecederas que habían alimentado la imaginación de la gente durante siglos. En cualquier caso, ese primer largo con sonido estereofónico aportó al cine de animación varios pasajes magistrales, que mostraban las infinitas posibilidades de este arte. El propio Disney manifestó su intención de hacer una película anual con esas características; pero el fracaso comercial de Fantasía y la propio evolución fluctuante del cine de animación impidieron que cumpliera ese objetivo.

En 1974, Roy E. Disney, sobrino del mago de Burbank y vicepresidente de la compañía, retomó esa idea de su tío, e impulsó la realización de una nueva película-concierto. En 1990 se dio por fin luz verde al proyecto y, tras diez años de intenso trabajo, el resultado ha sido Fantasía 2000, una ambiciosa producción, estrenada inicialmente en salas Imax de todo el mundo, y más tarde distribuida en su versión convencional en 35 mm. y en su versión digital, sin bobinas de celuloide.

La película conserva de su antecesora la mítica secuencia —algo remozada— del El aprendiz de brujo, de Paul Dukas, y, tras diversas selecciones, recrea finalmente otras siete nuevas melodías: La Sinfonía nº 5, de Ludwig Van Beethoven; Pinos de Roma, de Ottorino Respighi; Rhapsody in Blue, de George Gershwin; el Concierto para piano nº 2, allegro, Opus 102, de Dmitri Shotaskovich; El carnaval de los animales, de Camille Saint-Saëns; Pompa y circunstancia, marchas 1, 2, 3 y 4, de Edward Elgar; y la Suite del Pájaro de Fuego, de Igor Stravinsky. Estas nuevas piezas musicales fueron grabadas en el famoso Medinah Temple empleando las más modernas técnicas de grabación digital. Las intepretó la Orquesta Sinfónica de Chicago, al mando esta vez de James Levine, director durante 28 años de la Metropolitan Opera. Esto da a la película una sobresaliente calidad sonora, que reproduce muy bien la acústica propia de una sala de conciertos.

En la animación de estos temas han participado más de 1.200 artistas, dirigidos por acreditados profesionales de la compañía, todos ellos con amplia experiencia y con estilos de animación relativamente diversos. En la Sinfonía nº 5, Pixote Hunt (El guardian de las palabras) desarrolla un homenaje al arte abstracto y al experimentalismo del canadiense Norman McLaren, a través de las evoluciones de unas notas musicales que adquieren diversas formas geométricas. Destaca en este pasaje el tratamiento de las texturas y de los colores pastel dominantes, retocados con sugestivos efectos digitales. Empleando una impactante mezcla de animación tradicional y digital, Pinos de Roma —dirigido por Hendel Butoy (Rústicos en Dinerolandia)— relata la conversión de un grupo de ballenas en animales voladores tras la explosión de una supernova. El veterano Eric Goldberg (Pocahontas) recurre en Rhapsody in Blue al estilo ágil y esquemático del dibujante Al Hirschfeld —con bastantes similitudes al empleado en los emblemáticos cortos de la UPA—, para retratar la vida cotidiana en el Manhattan de los años 30, en pleno auge del jazz. Una magnífica animación digital es lo más destacable de Concierto para piano nº 2, allegro, opus 102, dirigido de nuevo por Hendel Butoy. En él se recrea libremente el clásico cuento El soldadito de plomo, de Hans Christian Andersen, con un estilo muy tradicional inspirado en varios sketches sobre dicho relato que realizaron en la Disney en los años 40. Dirigido de nuevo por Eric Goldberg, el fragmento Carnaval de los animales —quizá el más divertido y loco de todos— muestra a un flamenco que se aleja de su bandada mientras juega con un yoyó. Su excelente animación quiere recordar el estilo de los viejos cartoons. Tras El aprendiz de brujo —cuya restauración dirigió el veterano James Algar (Seal Island, True Life Adventures), antes de fallecer en 1998—, Francis Glebas (Guardians of the Grein) desarrolla en Pompa y circunstancia un plano homenaje al Pato Donald, que ayuda esta vez a Noé en su desesperado y caótico intento de subir al arca una pareja de todos los animales. Otra vez domina la animación tradicional. Finalmente, en la Suite del Pájaro de Fuego —que tiene como tema argumental la muerte y la resurrección de un bosque, con un alce, un duende y el precioso Pájaro de Fuego como protagonistas—, los mellizos franceses Paul y Gaëtan Brizzi (Astérix y el regalo del César, Babar) acercan por primera vez la Disney a las pautas estéticas del anime japonés, sobre todo a la corriente místico-naturalista impulsada por Hayao Miyazaki. Las exclentes secuencias de apertura y cierre han sido dirigidas por Don Hahn, uno de los hombres fuertes de la Disney, para la que ha producido ¿Quién engañó a Roger Rabbit, La Bella y la Bestia, El Rey León y El Jorobado de Notre Dame.

Ciertamente, también hay diferentes calidades y capacidades de fascinación en estos temas musicales animados. En cualquier caso, ofrecen un sobresaliente espectáculo audiovisual, cuya rica variedad estética lo convierte en un interesante muestrario de estilos de animación bastante diversos. J.J.M.

Directores: Don Hahn (apertura y cierre), Pixote Hunt (Sinfonía nº 5), Hendel Butoy (Pinos de Roma y Concierto para piano nº 2, allegro, opus 102), Eric Goldberg (Rhapsody in Blue y Carnaval de los animales), James Algar (El aprendiz de brujo), Francis Glebas (Pompa y circunstancia), Gäetan y Paul Brizzi (Suite del Pájaro de Fuego). Presentadores: Steve Martin, Bette Midler, James Levine, Itzhak Perlman, James Earl Jones, Angela Lansbury, Quincy Jones y Penn & Teller. País: Estados Unidos. Año: 2000. Producción: Donald W. Ernst, para Walt Disney Productions y Go Network. Productor ejecutivo: Roy Edward Disney. Presentada por: Disney Enterprises. Guión: Don Hahn, Irene Mecchi, David Reynolds y Kirk Hanson (apertura y cierre); Kelvin Yasuda (Sinfonía nº 5); James Fujii y Francis Glebas (Pinos de Roma), James Capobianco y Roy Meurin (Concierto para piano nº 2, allegro, opus 102); Joe Grant, Dick Huemer, Perce Pearce y Carl Fallberg (El aprendiz de brujo); Eric Goldberg (Rhapsody in Blue y Carnaval de los animales), Robert Gibbs, Terry Naughton, Todd Kurosawa, Patrick Ventura, Don Dougherty y Stevie Wermers (Pompa y circunstancia); Gäetan y Paul Brizzi (Suite del Pájaro de Fuego). Música (compositores): Ludwig Van Beethoven, Ottorino Respighi, George Gershwin, Dmitri Shotakovich, Camille Saint-Saëns, Paul Dukas, Sir Edward Elgar e Igor Stravinsky. Música adicional (compositor): Armando Domínguez (Destino). Directores de orquesta: James Levine y Leopold Stokowski (El aprendiz de brujo). Intérpretes de la música: Orquesta Sinfónica de Chicago y Orquesta Sinfónica de Filadelfia (El aprendiz de brujo). B.S.O.: Walt Disney Records. Director de supervisión de animación: Hendel Butoy. Dirección artística: David A. Bosset (Coordinador). Montaje: Jessica Ambinder Rojas y Lois Freeman-Fox. Jefa de producción: Angelique N. Yen. Estreno en Madrid: 14-VII-00. Distribuidora cine: Buena Vista. Distribuidora vídeo: Buena Vista. Duración: 75 minutos. Género: Fantasía. Temas de cinefórum: Música clásica. Ecologismo. Público adecuado: Todos. Contenidos especiales: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información