Bloggermania

Críticas de Cine

Lun05202019

Last updateLun, 20 May 2019 2am

Harry Potter y el cáliz de fuego

Harry Potter and the Goblet of Fire

En cada novela de la saga Harry Potter, la escritora inglesa J.K. Rowling ha limado defectos, ha agilizado el ritmo, ha fortalecido la coherencia de su universo literario y ha endurecido el tono de los conflictos de sus personajes, que han ido adquiriendo así una mayor entidad dramática y ética. Éste es el primer punto a favor de la versión fílmica de Harry Potter y el Cáliz de Fuego, dirigida por el inglés Mike Newell (Cuatro bodas y un funeral, Donnie Brasco), un cineasta irregular, pero que aquí ha sabido ponerse al servicio de los libros y de las notables películas previas de Chris Columbus y Alfonso Cuarón.

En esta cuarta aventura, Harry es invitado por la familia Weasley a ver con ellos la final del Campeonato Mundial de Quidditch, que termina con un letal ataque de los sicarios de Lord Voldemort. La oscura sombra de Aquel-Que-No-Debe-Ser-Nombrado planea también durante el nuevo curso en la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería, durante el cual el adolescente Harry Potter se enamora de Cho Chang, soporta los diversos encuentros y desencuentros de sus amigos Ron Weasley y Hermione Granger, y es elegido por el misterioso Cáliz de Fuego para participar en el ancestral Torneo de los Tres Magos. Se trata de una durísima competición en la que participan delegaciones otras dos escuelas de magia europeas y en la que los concursantes deben realizar pruebas muy peligrosas.

Acierta plenamente Mike Newell al potenciar el naturalismo realista que ya introdujo Alfonso Cuarón en su adaptación de Harry Potter y el prisionero de Azkabán. Esta opción — apreciable en la mayor presencia de los paisajes naturales y en la vestimenta y actitud juveniles de los protagonistas— da mayor verosimilitud a la trama y a los conflictos dramáticos que plantea, centrados sobre todo en el sentido de responsabilidad, la integración social y racial, y las primeras experiencias sentimentales. En este punto, se aprecia la capacidad de Newell como director de actores, especialmente en argumentos con numerosas relaciones humanas. Lo que sorprende es su habilidad para fortalecer esas relaciones sin descuidar el tono fantástico y espectacular de la película, que aquí alcanza momentos memorables gracias a una planificación y un montaje excelentes, y a un generoso empleo de efectos visuales y sonoros de última generación, algunos —como la lucha contra el dragón— sencillamente apabullantes.

Por lo demás, el ritmo nunca decae —a pesar del larguísimo metraje—, ningún actor pierde pie —de hecho, los tres jóvenes protagonistas están mejor que nunca— y el acabado visual y sonoro del filme es tan esmerado como el de sus antecesores. Especialmente brillantes resultan la fotografía de John Toll y la dirección artística de Stuart Craig, dos maestros en sus respectivos oficios, a los que se une esta vez el compositor Patrick Doyle, que sustituye, sin rebajas de calidad, al también magistral John Williams. Todo esto convierte a Harry Potter y el Cáliz de Fuego en una irresistible propuesta para todos los públicos, aunque esta vez algunas secuencias violentas pueden asustar a los más pequeños. J.J.M.

Director: Mike Newell. Intérpretes: Daniel Radcliffe (Harry Potter), Rupert Grint (Ron), Emma Watson (Hermione), Robbie Coltrane (Hagrid), Michael Gambon (Dumbledore), Alan Rickman (ProfesorSnape), Ralph Fiennes (Lord Voldemort), Timothy Spall (Wormtail), Robert Pattinson (Cedric Diggory), Stanislav Ianevski (Viktor Krum), Katie Leung (Cho Chang), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Michael Gambon (Albus Dumbledore), Afshan Azad (Padma Patil), Shefali Chowdhury (Parvati Patil), Clémence Poésy (Fleur Delacour), Maggie Smith (Minerva McGonagall), Alan Rickman (Severus Snape), Brendan Gleeson (Alastor OjoLoco Moody), Miranda Richardson (Rita Skeeter), Gary Old man (Sirius Black). País: EE.UU. Año: 2005. Producción: David Heyman, para Heyday Films y Warner Bros. Argumento: Basado en la novela homónima de J.K. Rowling. Editorial: Salamandra. Guión: Steven Kloves. Música: Patrick Doyle y John Williams (temas). Fotografía: Roger Pratt. Dirección artística: Stuart Craig. Montaje: Mick Audsley. Estreno en Madrid: 25-XI-05. Distribuidora cine y vídeo: Warner Sogefilms. Duración: 157 minutos. Género: Aventuras fantásticas. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información