Bloggermania

Críticas de Cine

Mar07162019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

I.D. (Identificación)

I.D.

Cuatro policías británicos se infiltran en un grupo de fanáticos hinchas de un equipo de fútbol. El objetivo es llegar a los cabecillas para poder así desactivar los numerosos actos vandálicos que llevan a cabo. Philip Davis debuta en el largometraje con una interesante radiografía de la violencia en los estadios. A través de un estilo documental, presenta a los hooligans como unos desgraciados para los que el fútbol en sí parece ser lo de menos. Esto lo subraya muy gráficamente el director al escamotear toda posible imagen de unos jugadores disputando un partido, el mismo recurso que empleó el italiano Ricky Tognazzi en su película Ultras.

Los hinchas son tipos desarraigados, hombres en su mayoría, que olvidan a sus familias al formar otra muy particular. Ocultos en la masa de las gradas, parecen realizarse en alegre camaradería lanzando improperios a jugadores, árbitro y afición del equipo contrario, y protagonizando actos violentos. Algunos, los líderes, buscan particularizarse con acciones brutales más espectaculares, de las que casi no se dan cuenta, pero que disfrutan de un modo salvaje. La violencia aparece de modo seco e impactante.

El relato es pesimista y duro. Muestra la situación esquizofrénica, difícilmente soportable, que les toca vivir a los agentes infiltrados. Davis logra que el espectador se involucre en el relato mediante el personaje de John, un policía que al principio busca hacer bien su trabajo pero que, identificado con su papel de hincha violento, acaba convertido en uno de ellos. Su progresivo deterioro tiene implicaciones en su vida matrimonial; John bebe y maldice, y se comporta como un animal al ejercer la sexualidad. Este último aspecto es mostrado con bastante crudeza formal. El director juega además con cierta ambigüedad, pues no ofrece, en las personas que llevan una vida normal, motivos para rechazar el estilo de vida de los hinchas. Sin aportar soluciones, enseña una sociedad decadente, a la que fallan los resortes morales, porque se desconocen o, quizá, se ignoran culpablemente. J.M.A.

Director: Philip Davis. Intérpretes: Reece Dinsdale (John), Richard Graham (Trevor), Perry Fenwick (Eddie), Philip Glenister (Charlie), Warren Clarke (Bob), Claire Skinner (Marie), Saskia Reeves (Linda), Sean Pertwee (Martin), Charles De’ath (Nik). País: Gran Bretaña-Alemania. Año: 1995. Producción: Sally Hibbin, para Parallax Pictures y Metropolis Filmproduktion, con la participación de The Hambeurg Film Found, The European Co-Production Fund y PolyGram. Presentada por: Alta Films, BBC Films y The Sales Company. Guión: Vincent O’Connell. Música: Will Gregory. Fotografía: Thomas Mauch. Dirección artística: Max Gottlieb. Montaje: Inge Behrens. Estreno en Madrid: 14-VI-96 (Renoir Plaza de España). Distribuidora cine: Alta Films. Distribuidora vídeo: Luna Llena. Duración: 100 minutos. Género: Drama social. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información