Bloggermania

Críticas de Cine

Lun03252019

Last updateLun, 25 Mar 2019 1am

Jerusalén

Jerusalem

El danés Bille August, después de sus dos últimas fallidas películas —La casa de los espíritus y Smilla, misterio en la nieve—, realizadas en Norteamérica, ha vuelto a su tierra adoptiva, Suecia, y a sus temas nórdicos, donde ha dado y ha vuelto a dar lo mejor de sí mismo. Jerusalén es una epopeya nacional y religiosa de la escritora sueca Selma Lagerlöf (1858-1940), que obtuvo el Premio Nobel en 1909. Se trata de una de sus mejores y más largas novelas, épica, romántica, impresionista y profundamente religiosa. Todos estos elementos ha sabido recoger Bille August en su guión y en su película.

Tratándose Selma Lagerlöf de una de las últimas grandes figuras de la literatura sueca, en cuyas obras exalta los valores humanos y las bellezas de su tierra, no es sorprendente que tantas productoras de los países escandinavos hayan cooperado en el elevado coste de la realización de Jerusalén. Ya su metraje de casi tres horas es un índice de la epopeya cinematográfica que ha supuesto componer esta película.

Es ciertamente una epopeya, basada en hechos reales, pero melodramática: no se trata tanto de hechos gloriosos, sino más bien de grandes errores humanos, consecuencia en gran parte del error fanático religioso. En tanto que hay buena voluntad y, sobre todo, amor —amor humano y amor de Dios—, todo se transforma en una extraordinaria gesta humana, de hechos memorables y, efectivamente, recordados.

La abreviada síntesis es ésta: Alejándose de la parroquia rural, los campesinos del valle de Nas Parish siguen la orientación religiosa del maestro de escuela y luego la de un fanático predicador evangelista venido de Estados Unidos. Éste dividirá a las familias e imbuirá en un nutrido grupo tal fanatismo que les hará ir a Jerusalén, para vivir allí los llamados consejos evangélicos en la comunidad fundada por una millonaria norteamericana. En torno a esta línea básica, relaciones humanas, de amor y parentesco, sufrirán terribles consecuencias a propósito de este largo viaje y la posterior estancia comunitaria en Jerusalén. El protagonista abandona a su amada por no perder sus bienes en Suecia; arrepentido o apiadado, va a buscarla a Jerusalén, pero ya nada será lo mismo, en nadie; y si renace siempre el amor de modos diversos, queda imborrable la huella del dolor, o de la absoluta pérdida y la amarga nostalgia, o la alegría de la paz lograda.

El romanticismo impregna la epopeya con sus diversas historias de amor humano, siempre trágicas y apasionadas: Bille August ha marcado en los diálogos y en la interpretación de sus actores una sobriedad misteriosa, que, si es acorde con el temperamento nórdico, es también adecuadísima para contener en la mesura los melodramáticos hechos.

El impresionismo y la estructura rota del estilo de Selma Lagerlöf se manifiesta en sus deslumbrantes paisajes suecos, nieves y árboles negros, las estaciones, con el contraste árido y la hiriente luz de Jerusalén; en el entramado de las muchas peripecias personales y familiares, todas ellas desarrolladas en breves y eficaces secuencias, formando un grandioso tapiz de hombres y tierras.

El tono lento y solemne de la narración armoniza muy adecuadamente con la motivación profunda de estas heroicas vidas: la fe, que si el fanatismo desorienta y maltrata, deja siempre nítido el perfil entre la verdadera religiosidad y la buena voluntad equivocada, por el deseo de un auténtico pastor que guíe. El amor al trabajo —detalladamente mostrado— y a la tierra, a las costumbres enraizadas, a la familia..., la solidaridad y tantos otros valores hermosamente expuestos por Bille August, sus actores y su equipo, han hecho de Jerusalén una obra cinematográfica digna de su origen literario y popular, de valor clásico y universal. P.A.U.

Director: Bille August. Intérpretes: Ulf Friberg (Ingmar), Maria Bonnevie (Gertrud), Pernilla August (Karin), Olympia Dukakis (Sra. Gordon), Reine Brynolfsson (Tim), Max von Sydow (Vicario), Lena Endre (Barbro), Jan Mybrand (Gabriel), Sven-Bertil Taube (Sven). País: Suecia. Año: 1996. Producción: Ingrid Dahlberg, para Sveriges Television, AB Svensk Filmindustri, Metronome Productions, Marko Röhr Productions OY, YLE, Danmarks Radio, Nrk-Drama, Ruv-TV Island, Nordiska Film-Och TV-Fonden, con el apoyo de The Swedish Filminstitute, Hans Hansen, The Norwegian Filminstitute, Gunnar Svenrud y The Finish Filmfoundation. Presentada por: SVT Drama. Argumento: Basado en la obra homónima de Selma Lagerlöf. Guión: Bille August. Música: Stefan Nilsson. Fotografía: Jörgen Persson. Dirección artística: Anna Asp. Montaje: Janus Billeskov-Jansen. Estreno en Madrid: 20-II-98. Distribuidora cine: Alta Films. Distribuidora vídeo: Luna Llena. Duración: 177 minutos. Género: Melodrama. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: X.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información