Bloggermania

Críticas de Cine

Mar07232019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Johns

Johns

Con la formación cinematográfica recibida en el American Film Institut, tres cortometrajes, unos cuantos documentales y la licenciatura en Periodismo, Scott Silver ha conseguido un primer largometraje sólido y vigoroso en su escritura, escueto, y con una fuerza y profundidad grandes en el tratamiento del tema, en el perfil de sus personajes, y unos diálogos naturales y creíbles, duros, y al mismo tiempo llenos de humanidad y de humor. Todo eso en veinte días y con bajo presupuesto.

El tema no es tanto la homosexualidad genérica sino la tragedia de los muchos jóvenes que venden su cuerpo en el Boulevard de Santa Mónica, en Hollywood. Hay un estudio y observación previos del guionista y director, impresionado por esta triste realidad, y entrevistas con algunos de estos prostitutos. El tiempo elegido es el día de la víspera de Navidad y su Nochebuena. La luz y el calor californianos contrastan con el más habitual ambiente de nieve y frío navideños, como contrasta esta juventud vencida y egoísta con lo que la juventud dice por sí misma de libertad y alegría, con lo que la Navidad dice —son palabras del director— «del sacrificio y la generosidad».

Centra la acción argumental en la limpia amistad de dos jóvenes, Donner y John, que Lukas Haas y David Arquette interpretan con profunda veracidad. Evita el director toda expresión física obscena, bien que algunos diálogos y situaciones apuntadas sean necesariamente descarnados; consigue así un mayor dramatismo, un trazo humano y una hondura anímica muy serios. Una presentación de su vida y miseria sobrecogedores, tanto más cuanto, desde la dignidad que les queda, ansían salir de ese esclavizante cepo. El lenguaje cinematográfico es cortante y hasta frío; deja lejos cualquier retórica o sentimentalismo. El humor, que humaniza, es breve y en tono menor, y siempre con un dejo de amargura.

Las simbólicas referencias religiosas, constantes, tanto en su música como en signos externos que aluden a la Pasión de Cristo, no hacen sino reforzar el patetismo de unas almas encadenadas, que gimen por su liberación. No que todos esos jóvenes sean así espiritualmente conscientes, sino que es mas bien la piedad del director y guionista por ellos —piedad inmersa en lo religioso, en la universal Redención— y que él expresa a través de estos dos, Donner y John, cada uno de ellos liberado del mal de manera muy distinta, esforzada o trágica. P.A.U.

Director: Scott Silver. Intérpretes: Lukas Haas (Donner), David Arquette (John), Arliss Howard (John Cardoza), Keith David (John, el sin techo), Christopher Gartin (Eli), Josh Schaefer (David), Wilson Cruz (Mikey), Elliot Gould (Manny Gould). País: Estados Unidos. Año: 1996. Producción: Beau Flynn y Stefan Simchowitz, para Flynn/Simchowitz Productions. Presentada por: First Look Pictures, en asociación con Bandeira Entertainment. Guión: Scott Silver. Música: Charles Brown y Danny Caron. Supervisor musical: Mary Ramos. Fotografía: Tom Richmond. Dirección artística: Amy Beth Silver. Montaje: Dorian Harris. Estreno en Madrid: 27-VII-96 (Ideal). Distribuidora cine: Civite. Duración: 98 minutos. Género: Drama. Premios principales: Premio Euskal-Media en el Festival de San Sebastián 1996. Premio del Público en el Festival de Valencia 1996. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V D+.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información