Bloggermania

Críticas de Cine

Mié10242018

Last updateMar, 23 Oct 2018 2am

Kundun

Kundun

Sigue la moda del budismo, y nada menos que de la mano de Martin Scorsese, para muchos, uno de los grandes cineastas de las últimas décadas. Como ya hiciera en La última tentación de Cristo o en La edad de la inocencia, el director italoamericano abandona momentáneamente el tono hiperrealista y ácido de sus habituales radiografías de la sociedad norteamericana moderna —Malas calles, Taxi Driver, Toro salvaje, El color del dinero, Uno de los nuestros, Casino...—, para buscar respuestas a su angustia en otros tiempos y lugares, y con una disposición menos escéptica y desencantada. Así, con esperanzado afán de respuestas, afronta en Kundun la densa biografía de Tenzin Gyatso, el actual Dalai Lama, desde su singular infancia —marcada por su temprana designación en 1937 como la decimocuarta reencarnación del Buda de la Compasión— hasta su exilio a la India en 1959, después de soportar durante nueve años la invasión del Tíbet por la China de Mao.

Leer más: Kundun

K2

K2

Narra un trágico intento de ascención al K2, una de las montañas más peligrosas del Himalaya. El film carece de ritmo, sus diálogos son demasiado ampulosos y acaba resultando aburrido, a pesar de sus bellos paisajes y de alguna secuencia espectacular. Tiene un lenguaje muy descarnado y unas cuantas escenas sexuales de lo más absurdas.— J.J.M.

Leer más: K2

Kika

Kika

La fórmula del postmodernismo kitsch –por llamarlo de algún modo– ha llegado a su punto de saturación. Se puede conceder que le ha salido alguna escena graciosa al modo de Mujeres al borde de un ataque de nervios, unas pocas situaciones desmesuradas, brillantes, al modo de Tacones lejanos o Átame. Pero ya no da más de sí: ni ha sabido ver ni decir mejor, sino peor.

El guión parece mal trabajado, perdido... En un precipitado intento de atraer sin saber cómo, acumula ordinarieces y vulgaridades; y lo viste todo de lujo, como si hubiera olvidado que "aunque la mona...". Alguien dijo con acierto que la otra cara de la superficialidad es la desesperación: se le ha agotado a Almodóvar la falsa risa.— P.A.U.

Leer más: Kika

Kansas City

Kansas City

Después de esa insustancialidad titulada Prêt-à-porter, Robert Altman retoma los cauces del cine bien orquestado gracias a una historia de perdedores con cierto calado dramático. Años 30 en Kansas City. Johnny, un maleante blanco de poca monta, es cazado in fraganti robando a un hombre de color, invitado del Hey-Hey Club, mítico local donde tocan los mejores jazzmen del país. Seldom Seen, el negro gangster propietario, considera necesario un escarmiento. Para evitarlo, Blondie, la esposa de Johnny, acomete una acción desesperada: el secuestro de Carolyn, esposa de un importante político, que podría presionar a Seldom para llegar a un canje.

Leer más: Kansas City

Knockin’ on Heaven’s Doors. (Llamando a las puertas del cielo)

Knockin’ on Heaven’s Doors 

Dos jóvenes enfermos terminales —cáncer de huesos y tumor cerebral— se proponen vivir intensamente (alocadamente) sus últimos días y realizar su más anhelado deseo, saltándose todas las normas legales y morales.

Con buen vigor formal y técnico, pretende ser una comedia de risa, con violencia cómica, situaciones disparatadas, y a veces lo consigue. Resulta, sin embargo, una película muy irregular; en parte porque el guión no es muy original; en parte porque, sin más, no tienen mucha gracia los diálogos; en parte porque cae en ocasiones en la vulgar grosería, o sugerida o verbal.

Leer más: Knockin’ on Heaven’s Doors. (Llamando a las puertas del cielo)

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información