Bloggermania

Críticas de Cine

Mar04232019

Last updateMar, 23 Abr 2019 2am

La isla de Bird Street

The Island on Bird Street

Álex es un niño judío de 11 años apasionado por la lectura. Durante la II Guerra Mundial vive en un ghetto con su padre y su tío Baruch. Pasa el tiempo escondiéndose de los soldados alemanes —que vienen con regularidad para llevarse «trabajadores seleccionados»— y leyendo el único libro que conserva: Robinson Crusoe. Un día, el ghetto es limpiado totalmente. Su padre se despide diciéndole: «Pase lo que pase, volveré por ti». Empieza una vida extraña en la que Álex se ha convertido en un robinsón y el ghetto, ahora vacío, es su isla. Álex se dispone a sobrevivir y esperar que su padre vuelva. El tiempo pasa lleno de pequeñas naderías: buscar comida, jugar con su ratón, leer su libro, mejorar su refugio, mirar con unos prismáticos lo que ocurre fuera... De vez en cuando sucede algo extraordinario que rompe la monotonía de la espera, y le invita a abandonar la isla, ya que las esperanzas de que su padre vuelva son prácticamente nulas.

Soren Kragh-Jacobsen ya había tratado el tema de los jóvenes durante la II Guerra Mundial en la película Los chicos de San Petri. En La isla de Bird Street, basada en la novela de Uri Orlev, se supera. Cuenta una historia sencilla, con un único protagonista, pero logra darle peso y entidad, en un ambiente en el que todo son tragedias. La puesta en escena ha sido cuidada con esmero, los encuadres tienen gran belleza además de fuerza dramática. Es toda una proeza dar vida y movimiento a una historia que transcurre principalmente en un recinto cerrado, con un niño ante la cámara. Kragh-Jacobson hace que parezca fácil, gracias en buena medida al joven Jordan Kiziuk, que a sus 11 años parece nacido para actuar. La galardonada banda sonora de Zbigniew Preisner acompaña magistralmente las peripecias de Álex. Éstas son narradas en forma lineal, sin pena ni odio, sin juicios ni pasiones. Los acontecimientos se aceptan como son, o como fueron, ya que la novela de Uri Orlev es autobiográfica. F.G.-D.

Director: Soren Kragh-Jacobson. Intérpretes: Patrick Bergin (Stefan), Jordan Kiziuk (Alex), Jack Warden (Boruch), James Bolam (Doctor Studjinsky), Simon Gregor (Henryk). País: Dinamarca/Reino Unido/Alemania. Año: 1996. Producción: Rudy Cohen y Tivi Magnusson, para April Productions, M&M Productions y Connexion Films, con la colaboración de NRW, Filmstiftung/WDR, Danish Film Intitute, Nordic Film y Television Fund, Eurimages, DR y el apoyo del European Script Fund. Argumento: Basado en la novela homónima de Uri Orlev. Guión: John Goldsmith y Tony Grisoni. Música: Zbigniew Preisner. Fotografía: Ian Wilson. Dirección artística: Norbert Scherer. Montaje: David Martin. Estreno en Madrid: 23-X-98. Distribuidora cine: Civite Films. Distribuidora vídeo: CIC. Duración: 97 minutos. Género: Drama. Premios principales: Oso de Plata del Festival de Berlín a la mejor banda sonora. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: V.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información