Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12162019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Los chicos de San Petri

Drengene Fra Sankt Petri

Con esta su última película, el cineasta danés Soren Kragh-Jacobsen ha conseguido un notable éxito comercial en los países escandinavos. Un éxito que añade nuevas perspectivas a una interesante cinematografía, que ha dado al Séptimo Arte autores de la talla de Carl Dreyer, en los albores del cine, o de Gabriel Axel, Lars Von Trier o Bille August en la época actual.

La trama se basa en un hecho real acaecido durante el verano de 1942, al inicio de la ocupación nazi de Dinamarca. Temeroso del enorme poder alemán, el gobierno pidió a los ciudadanos daneses la colaboración con los nazis y estos respondieron con la pasividad más absoluta. Sólo unos pocos desafiaron este estado de cosas. Entre ellos se encontraban un grupo de jóvenes de clase media-alta, estudiantes de la escuela superior de San Petri. Protegidos por su status social y por la iglesia luterana que dirigía el padre de uno de ellos, llevaron a cabo una serie de acciones contra los ocupantes nazis. Al principio fueron simples gamberradas, encaminadas a despertar de su letargo a la adormilada sociedad danesa. Pero poco a poco se van implicando en verdaderas acciones de sabotaje, cada vez más peligrosas, sobre todo desde que admiten en el grupo clandestino a un temerario joven de clase obrera que sabe cómo conseguir armamento alemán. Su valiente actitud, cortada dramáticamente por la Gestapo, fue el detonante que extendió la resistencia contra los nazis por todo Dinamarca.

La puesta en escena de Kragh-Jacobsen aúna un ágil desarrollo narrativo con la sugestiva belleza formal y la intensa dirección de actores características del mejor cine danés. Todos sus encuadres y movimientos tienen una gran fuerza dramática y ayudan convenientemente a la definición de los personajes. Esto se enriquece con una magnífica ambientación y con la vibrante banda sonora de Jacob Groth.

Sólo se echa en falta en la película una mayor profundidad en el tratamiento de los muchos temas interesantes que apunta el guión. En este sentido, el film da primacía a las puras acciones bélicas de los muchachos en vez de a los difíciles dilemas morales, afectivos, familiares y sociales que sufren. De ahí que su encendida parábola de la lucha contra la tiranía resulte un poco insustancial. Le pasa lo mismo que a otra película reciente de similares planteamientos: Los rebeldes del swing, de Thomas Carter. Y, desde luego, resulta mas superficial que Adiós, muchachos, de Louis Malle, El reencuentro del amigo, de Jerry Schatzberg, o Europa, Europa, de Agnieszka Holland. En todo caso, es un film entretenido y más que digno con abundantes puntos de interés. J.J.M.

Director: Soren Kragh-Jacobsen. Intérpretes: Tomas Villum Jensen (Lars), Mortem Buch Jorgensen (Gunnar), Nikolaj Lie Kaas (Otto), Xenia Lach-Nielsen (Irene). Año: 1993. País: Dinamarca / Suecia / Finlandia / Islandia. Producción: Mads Egmont Christensen, para Metronome Productions, The Swedish Filminstitute, Norwegian Films, KinoFilandia y Kvikmyndasjodur. Guión: Soren Kragh-Jacobsen. Música: Jacob Groth. Fotografía: Dan Laustsen. Dirección artística: Lars Nielsen. Montaje: Leif Axel Kjeldsen. Estreno en Madrid: 30-VI-95 (Princesa) Distribuidora cine: Civite / Vértigo. Distribuidora vídeo: BMG. Duración: 114 minutos. Género: Drama. Público apropiado: Jóvenes-adultos. Contenidos específicos: V X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información