Bloggermania

Críticas de Cine

Vie11222019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Los Rugrats: Vacaciones salvajes

Rugrats Go Wild

La serie de animación de los Rugrats fue creada en 1991 para la televisión. Sus simpáticos bebés se han ganado fácilmente el favor del público y el programa se distribuye en 130 países. Su paso a la pantalla grande se produjo con Rugrats: La película, que fue un éxito. En 2000 llegó la secuela, Rugrats en París, que también fue un éxito, aunque no tan sólido como el anterior. Vacaciones salvajes es la tercera entrega cinematográfica de las aventuras de Tommy y Dylan Pickles, su insoportable prima Angélica, los gemelos Phil y Lil de Ville, Chuckie Finster y Spike, el perro niñera que siempre vela por ellos.

En esta ocasión, las familias Pickles, Finster y De Ville parten de vacaciones en un barco birrioso, fletado por Stu Pickles, y que pronto naufraga —como era de esperar— en una isla supuestamente desierta. Mientras los adultos demuestran la inutilidad del hombre actual para hacer frente a imprevistos sin ayuda de los utensilios más modernos, el pequeño Tommy dirige a los Rugrats, a través de la jungla y de mil peligros, hasta encontrar a su héroe y probable salvador: Nigel Thornberry, el despitado explorador televisivo, cabeza de familia de los otros personajes populares creados por el estudio Klasky-Csupo. Una vez más los Rugrats muestran el lado ridículo del materialismo occidental y la bondad de la unidad familiar.

La historia es menos entretenida y menos crítica que las dos anteriores, ya que el contexto se presta menos al humor y a la crítica del mundo de los adultos. Las aventuras de los Rugrats son esta vez un simple relato de acción, complejo de filmar, con más dificultades técnicas para los realizadores que las dos primeras entregas, pero con un guión que ofrece menos posibilidades. Los Thornberry se integran bien en el relato, pero no aportan ningún encanto particular a esta aventura. Tan solo permiten oír hablar al perro Spike con Eliza Thornberry —demasiado y no siempre bien—, confirman que ni siquiera Debbie es capaz de hacer callar a Angélica y sobre todo justifican un arranque realmente magistral, sin duda el mejor pasaje de toda la película. F.G.-D.

Directores: John Eng y Norton Virgien. País: Estados Unidos. Año: 2003. Producción: Arlene Klasky y Gabor Csupo, para Klasky-Csupo y Nickelodeon. Guión: Kate Boutilier. Música: Mark Mothersbaugh. Dirección artística: Kyle Lynne. Montaje: John Bryant y Kimberly Rettberg. Estreno en Madrid: 08-VIII-03. Distribuidora cine: UIP. Distribuidora de vídeo y DVD: Paramount. Duración: 84 minutos. Género: Dibujos animados. Público adecuado: Todos. Contenidos especiales: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información