Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12102018

Last updateDom, 09 Dic 2018 1am

Los chicos del coro

Les Choristes

Guitarrista clásico antes que cineasta, el francés Christophe Barratier comenzó a trabajar para Jacques Perrin en 1991. De este modo ha sido productor delegado en películas como Les enfants de Lumière, Microcosmos, Himalaya o Nómadas del viento. En 2001 dirigió el cortometraje Les Tombales, basado en la novela de Maupassant. Ahora Barratier ha tenido un éxito inesperado con Los chicos del coro, su primer largometraje como director.

El guión adapta la película francesa La Cage aux Rossignols, que dirigió Jean Dréville en 1945 y que marcó la infancia de Barratier. Se relata así la historia de Clément Mathieu, un profesor de música en paro, que en 1949 comienza a trabajar como vigilante en un internado de reeducación de menores. Muy pronto, Mathieu se enfrenta con los métodos represivos del director del correcional, Rachin, que domestica a sus violentos alumnos a base de mano dura. Y, así, movido por una compasión hacia los chavales más paternal que pedagógica, Mathieu intenta ganárselos organizando con ellos un coro polifónico que pronto proporciona a los díscolos chavales un nuevo afán de superación. Al que más le cuesta entrar en el coro es a Pierre Morhange, un chico inteligente y sensible que oculta las profundas heridas de su alma tras una pose displicente y agresiva.

Narrada como un largo flashback por un afamado director de orquesta, la película tiene ese sabor añejo, dulce y áspero a la vez, de las clásicas películas de exaltación de profesores, del estilo de Adiós Míster Chips, de Sam Wood. Con ellas comparte una visión idealista y admirada de la educación, entendida más como una iniciación a la vida que como una simple transmisión de conocimientos. A esto se añaden los dramas de los chavales, aquí procedentes de las clases más desfavorecidas y empujados por la sociedad hacia un destino fatal. Por su parte, la música aporta retos nuevos al profesor y a los alumnos, similares a los que ya plantearon películas como El profesor de música, de Gérard Corbiau, Todas las mañanas del mundo, de Alain Corneau, o Profesor Holland, de Stephen Herek.

Como se ve, Los chicos del coro no es una película original, ni narrativa ni visualmente. Pero consigue integrar numerosos elementos interesantes relacionados con la enseñanza, y desarrollarlos con fluidez y con un tono amable y profundo, capaz de afrontar sin sordideces ni fatalismos de salón temas peliagudos como la pederastia, las rupturas familiares o la delincuencia precoz. Todo ello se encarna en unos actores espléndidos, entre los que sobresalen todos los niños y Gérard Jugnot, que logra hacer muy entrañable al sufrido Mathieu, un profesor sacrificado que sabe ser cariñoso y exigente a la vez. Mención aparte merece la sensacional banda sonora de Bruno Coulais (Nómadas del viento), plagada de preciosas canciones polifónicas civiles y religiosas, muy bien interpretadas por Les Petits Chanteurs de Saint Marc y por su solista, Jean Baptiste Maunier, que encarna a Pierre con sugestiva interioridad.

«¿Cómo puede contribuir un individuo a mejorar el mundo? se pregunta Christophe Barratier. Sé que el cine no puede cambiar las cosas, pero puede despertar las ganas de intentarlo». Quizá su primera afirmación sea discutible; pero la validez de la segunda la confirma el propio cineasta con su sorprendente opera prima, seleccionada por Francia para competir en el Oscar al mejor filme en lengua no inglesa. J.J.M.

Director: Christophe Barratier. Intérpretes: Gérard Jugnot (Clément Mathieu), François Berleánd (Rachin), Kad Merad (Chabert), Jean-Paul Bonnaire (Maxence), Marie Bunel (Violette Morhange), Paul Chariéras (Regente), Carole Weiss (Condesa), Philippe Du Janerand (Señor Langlois), Erick Desmarestz (Doctor Dervaux), Jean-Baptiste Maunier (Pierre Morhange), Maxence Perrin (Pépinot), Grégory Gatignol (Mondain), Thomas Blumenthal (Corbin), Cyril Bernicot (Le Querrec), Simon Fargeot (Boniface), Théodule Carré-Cassaigne (Leclerc), Jacques Perrin, Didier Flamand. País: Francia-Suiza. Año: 2003. Producción: Jacques Perrin, Arthur Cohn y Nicolas Mauvernay. Guión: Christophe Barratier y Philippe Lopes-Curval (adaptación y diálogos). Basado en la película de La Cage aux Rossignols, dirigida por Jean Dréville y escrita por Georges Chaperot, René Wheeler, Noël-Noël y René Wheeler. Música: Bruno Coulais. Fotografía: Carlo Varini y Dominique Gentil. Dirección artística: François Chauvaud. Montaje: Yves Deschamps. Estreno en Madrid: 03-XII-04. Distribuidora cine: Alta Classics. Distribuidora vídeo: Cameo. Duración: 95 minutos. Género: Drama. Premios principales: Candidata al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V S D

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información