Bloggermania

Críticas de Cine

Lun06012020

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Maverick

Maverick

Llega la versión para la pantalla grande de una vieja serie televisiva, a ejemplo de los recientes films El fugitivo o La familia Addams. En esta ocasión, se trata de una parodia inteligente del western. Y nadie mejor que el guionista William Goldman para abordarla con ingenio. Ya acertó en el desarrollo narrativo de La princesa prometida, donde hacía reír con su tratamiento del género principesco de capa y espada. Nada que ver, por supuesto, con las bufonadas de Mel Brooks o los Monthy Python.

Bret Maverick (Mel Gibson) se prepara para asistir a una gran competición de jugadores de póker. En su camino se cruza con Anabelle Bradsford (Jodie Foster), una gran jugadora a la que gusta hacerse la ingenua, y con un representante de la ley (James Garner). La trama es tan sencilla como esto. Y, sin embargo, el guión, desarrollado en un largo flash-back, es ingenioso; las peripecias que conducen al final, que parece no tener final, conforman un alarde de sorpresas. Quizá podría criticarse una excesiva presencia de Goldman. El que conozca la trayectoria del prestigioso guionista le descubrirá con facilidad en prácticamente cada gag del film.

Maverick es una película ligera, de tramposos que se engañan unos a otros. Ejercicio inútil sería tratar de encontrar en ella grandes planteamientos. Es un espectáculo destinado a entretener, con las dosis adecuadas de acción, humor y romanticismo. Aunque en este último aspecto, la relación Maverick-Anabelle es bastante frívola, hecha a base de chistes fáciles. A pesar de que ironiza sobre las películas del Oeste –tópicos sobre los indios, la aparente valentía del protagonista, el modo de enfrentarse a la muerte, los típicos matones, los jugadores–, también les rinde homenaje. Esto es evidente en una secuencia de acción muy bien rodada, tomada de La diligencia de John Ford, que combina también elementos de En busca del arca perdida de Steven Spielberg; no es una mera repetición, desde luego, y hay que reconocer su mérito a Richard Donner, un aceptable director de películas populares (Lady Halcón, Superman, Arma letal, La profecía), que aquí sube su listón personal un poco más alto.

Mel Gibson está perfecto en su papel protagonista, y se le ve como pez en el agua a la hora de demostrar sus dotes cómicas. Más discutibles son los logros de Jodie Foster, demasiado catalogada como actriz dramática, y que no acaba de convencer en comedia; también es posible que le falte algo más de profundidad a su personaje. Los demás actores están bien en sus respectivos papeles. Inmersos en un escenario impecablemente diseñado, destaca el gran barco donde se desarrolla la partida decisiva. Quizá éste es uno de los aspectos en que hay que felicitar a Goldman y Donner. La secuencia de la partida de cartas está perfectamente planificada; en muy pocas ocasiones el cine había logrado transmitir tan eficazmente la sensación de que alguien se está jugando todo a una única carta. J.M.A.

Director: Richard Donner. Intérpretes: Mel Gibson (Maverick), Jodie Foster (Annabelle), James Garner (Cooper), Graham Greene (Joseph), James Coburn (Commodore), Alfred Molina (Angel). País: Estados Unidos. Año: 1993. Producción: Bruce Davey y Richard Donner, para Icon Productions y Warner Bros. Argumento: Los personajes de la serie de TV creada por Roy Huggins. Guión: William Goldman. Música: Randy Newman. Fotografía: Vilmos Zsigmond. Dirección artística: Tom Sanders. Montaje: Stuart Baird. Estreno en Madrid: 22-VII-94 (Albufera, Aluche, Amaya, California, Colombia, Florida, Liceo, Lope de Vega, Novedades, Tívoli, Vaguada, Velázquez). Distribuidora cine: Warner. Distribuidora vídeo: Warner. Duración: 129 minutos. Género: Western cómico. Premios principales: Nominada al Oscar 1994 al mejor vestuario (April Ferry). Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: S D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información