Bloggermania

Críticas de Cine

Mar01222019

Last updateMar, 22 Ene 2019 1am

Minority Report

Minority Report

En Minority Report, Steven Spielberg da continuidad de algún modo a Encuentros en la tercera fase y A.I. Inteligencia artificial, sus anteriores incursiones en la ciencia-ficción metafísica. Aquí se basa en un relato de Philip K. Dick, autor también del cuento que inspiró Blade Runner, la emblemática película de Ridley Scott, con la que el film de Spielberg tiene varios puntos en común.

La acción se desarrolla en el Washington de 2054, tan plagado de controles oculares que hasta la publicidad callejera es personalizada. Allí vive, trabaja y sufre John Anderton (Tom Cruise), el mejor agente de la Unidad de Pre-Crimen. Es éste un sofisticado departamento policial, de carácter privado, pero con poder para detener a los criminales justo antes de que comentan sus delitos. Tal cosa es posible gracias a las pistas que proporcionan los vaticinios mentales —legalizados por dos jueces— de los casi divinizados Pre-cogs, dos hombres y una mujer con poderes paranormales, que son de Pre-Crimen. Encargan el informe definitivo a Danny Witwer (Colin Farrell), un eficaz agente del Departamento de Justicia, con un pasado doloroso. Justo en ese momento, las premoniciones implican a John Anderton en un inminente asesinato que tiene que ver con la traumática muerte de su hijo, acaecida hace años, causa de su divorcio y motivación última del rigor de su trabajo como policía... y de su adicción a las drogas de diseño. Anderton logra escapar y lucha a contrarreloj para encontrar en 36 horas algún fallo en el sistema; por ejemplo, una "mínima discrepancia" (minority report) entre los augurios de los Pre-cogs... Desde el punto de vista narrativo, Minority Report es mucho más fluida y redonda que A.I. Inteligencia artificial, aunque siempre habrá espectadores quisquillosos que reprochen su deslavazado desenlace —le cuesta a Spielberg redondear sus obras maestras— o algunas situaciones artificiosas y hasta inverosímiles. Desde luego, más fundamento tendrá quien cuestione el tono duro de la película, desagradable en un par de apuntes sexuales. Se ve que a Spielberg se le ha endurecido la mirada en los últimos años, quizá por influencia de Stanley Kubrick. En cualquier caso, la película tiene una factura sobresaliente, delimitada por una apabullante puesta en escena, plagada de sugerentes homenajes fílmicos; un montaje trepidante o contemplativo, según lo necesite la historia; una ambientación tan sugestiva y sustancial como la de Blade Runner; una sensacional fotografía panorámica de Janusz Kaminski, llena de medios tonos y claroscuros; y una inmejorable banda sonora de John Williams, cuya maestría resulta cada vez más indiscutible. Esta perfección formal se completa con unas interpretaciones sin fisuras, desde un Tom Cruise muy contenido a una Samantha Morton sobrecogedora, pasando por Colin Farrell y Max Von Sydow, que protagonizan un singular duelo para ver quién resulta más inquietante.

De este modo, Spielberg involucra plenamente al espectador en lo que realmente le interesa: su exaltación de la libertad humana frente a la predestinación y el fatalismo. Una apología que incluye inquietantes reflexiones sobre la ley, el crimen y el castigo; sobre las diversas amenazas modernas a la dignidad humana; sobre la sustitución de la religión auténtica por los peligrosos sucedáneos que proporciona la ciencia —"La ciencia nos ha robado a Dios", se dice expresamente en el film—; y sobre la pérdida de autonomía y privacidad que conlleva el creciente afán de seguridad de las sociedades industrializadas. Reflexiones, en fin, de gran hondura antropológica y moral, que sitúan a este angustioso thriller futurista entre las mejores películas de Spielberg. J.J.M.

Director: Steven Spielberg. Intérpretes: Tom Cruise, Colin Farrell, Samantha Morton, Max Von Sydow. Lois Smith, Peter Stormare, Tim Blake Nelson, Jessica Capshaw, Jessica Harper. País: Estados Unidos. Año: 2002. Producción: Jan de Bont, para Dream Works. Argumento: Basado en el relato de Philip K. Dick. Guión: Scott Frank y Jon Cohen. Música: John Williams. B.S.O.: Dream Works Records. Fotografía: Janusz Kaminski. Dirección artística: Alex MacDowell. Montaje: Michael Kahn. Estreno en Madrid: 4-X-02. Distribuidora cine: Fox. Distribuidora vídeo: Fox. Duración: 144 minutos. Género: Ciencia ficción. Premios principales: A la mejor fotografía por la Asociación de la crítica de Chicago Janusz Kaminski. Premio a Steven Spielberg en el Festival de la crítica Europea, Premio a Samantha Morton como mejor actriz de reparto por la Online Film Critics Society Awards. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: V X– D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información