Bloggermania

Críticas de Cine

Mié10162019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Ni una palabra

Don’t Say a Word

Tras pasar diez años en la cárcel, un peligroso ladrón intenta recuperar una valiosa joya que escondió el colega que le traicionó. Para encontrarla, secuestra a la hija de un prestigioso psiquiatra con el fin de que éste averigüe el paradero a través de una chica catatónica que lo conoce.

El buen hacer de los actores —sobre todo de Brittany Murphy— y la inquietante realización de Gary Fleder (Cosas que hacer en Denver cuando hayamos muerto, El coleccionista de amantes) no salvan esta adaptación de la novela de Andrew Klavan. La película resulta excesivamente sórdida, y artificiosa y tópica a la vez en su cóctel de drama familiar, intriga policiaca y reflexión psicoanalítica. J.J.M.

Director: Gary Fleder. Intérpretes: Michael Douglas (Dr. Nathan Conrad), Sean Bean (Patrick Koster), Brittany Murphy (Elisabeth Burrows), Guy Torry (Martin J. Dolen), Jennifer Esposito (detective Sandra Cassidy), Famke Hanssen (Aggie Conrad), Oliver Platt (Dr. Louis Sachs). País: Estados Unidos. Año: 2001. Producción: Anne Kopelson, Arnold Kopelson, Arnon Milchan para New Regency Pictures, Regecy Enterprises y NPV Entertainment. Presentada por: Regency Enterprises y Village Roadshow Pictures. Argumento: basado en la novela homónima de Andrew Klavan. Guión: Anthony Peckam, Patrick Smith Kelly. Música: Marc Ishan. Fotografía: Amir M. Mokri. Dirección artística: Dennis Davenport y Kim Jennings. Montaje: Armend Minasian y William Steinkamp. Estreno en Madrid: 23-XI-01. Distribuidora cine: Fox. Duración: 113 minutos. Género: Intriga. Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V+ X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información