Bloggermania

Críticas de Cine

Jue05232019

Last updateJue, 23 May 2019 2am

Nada que perder

Nothing to Lose

Nick, buen profesional y enamorado de su mujer, cree descubrir que ella le engaña con su jefe. En plena crisis se presenta T. Paul, un ratero de poca monta, que intenta atracarle. La cosa no resulta, pero el caso es que traban amistad, y empiezan a proyectar juntos un robo. En su camino se cruzan dos auténticos y sanguinarios ladrones profesionales.

La película trata de ser amable, en la línea de las llamadas películas de colegas, donde se busca el contraste entre el blanco de vida ordenada y el negro pillo. El principal crédito de Steve Oedekerk hasta la fecha es su colaboración con Jim Carrey
—en las películas de Ace Ventura— y Eddie Murphy —en El profesor chiflado—; no es, desde luego, la mejor presentación para un film que, se supone, busca un público familiar. Y en efecto, se pacta en varias ocasiones con la grosería y el mal gusto. Hay algún gag divertido y buenos actores —Tim Robbins y Martin Lawrence—, pero no bastan en una película rutinaria, de resolución facilona. J.M.A.

Director: Steve Oedekerk. Intérpretes: Tim Robbins (Nick Beam), Martin Lawrence (T. Paul), John C. McGinley (Davis Rig Lanlow), Giancarlo Esposito (Charlie Dunt), Kelly Preston (Ann), Michael McKean (Phillip Barrow), Rebecca Gayheart (Danielle), Susan Barnes (Dolores). País: Estados Unidos. Año: 1997. Producción: Martin y Michael Bregman y Dan Jinks, para Touchstone Pictures. Guión: Steve Oedekerk. Música: Robert Folk. B.S.O.: RF. Fotografía: Donald E. Thorin. Dirección artística: Maria Caso. Montaje: Malcolm Campbell. Estreno en Madrid: 31-X-97. Distribuidora cine: Buena Vista. Distribuidora vídeo: Touchstone. Duración: 98 minutos. Género: Comedia. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información