Bloggermania

Críticas de Cine

Lun03252019

Last updateLun, 25 Mar 2019 1am

Profesor Holland

Mr. Holland’s Opus

«¡Oh, capitán, mi capitán!»; con este verso de Walt Whitman dedicado a Lincoln saludaban sus alumnos al carismático profesor Keating de El Club de los Poetas Muertos. Quizás se merezca más este saludo el maestro de música cuya vida describe Profesor Holland, la interesante película de Stephen Herek. Él sí que fue, de verdad, la «inspiración que hizo de las vidas de sus alumnos algo extraordinario».

Da muchas luces el título original: Mr. Holland’s Opus, esto es, «La obra de Mr. Holland», entendiendo «obra» en el sentido del trabajo de toda una vida. La película, en efecto, describe casi toda la vida —más de 30 años— de Mr. Holland, un brillante pianista de espectáculos que, en la década de los 60, decide hacerse profesor de música de una high school de Portland, con la esperanza de poder componer, por fin, una sinfonía. Su sueño se cumplirá con creces, pero de un modo muy distinto al que pensaba; acabará componiendo no una, sino dos sinfonías: una —sólo una— orquestal y otra vital. Y es que el destino le conducirá por la senda, aparentemente ingrata, de la entrega casi total a su labor educativa, primero en el colegio y, más tarde, también en su propio hogar, donde tendrá que ayudar a su hijo, sordo de nacimiento.

Leer más: Profesor Holland

Poniente

Poniente

Con la película Solas se consolidó en España una pequeña corriente de cine social, muy fresco, nada cargante y por ello más atractivo que el del último Ken Loach, su referente británico. Este racimo de títulos y directores ya tenía precedentes y ahora se está arraigando mucho, especialmente en torno a actores y directores andaluces. Es el caso de la granadina Chus Gutiérrez, que dirige Poniente, su quinto largometraje. Protagonizado por José Coronado y con un interesante elenco de secundarios —encabezados por un impactante Antonio Dechent y una vigorosa Cuca Escribano—, el film cuenta con un rico colectivo de actores magrebíes y subsaharianos que completan su reparto.

Leer más: Poniente

Peligro inminente

Clear and Present Danger

Adaptación de la tercera de las cinco novelas de Tom Clancy protagonizadas por el agente de la CYA Jack Ryan. Esta vez, se ve involucrado sin querer en una turbia operación policial contra un cártel de narcotraficantes colombianos, en la que el gobierno de Estados Unidos emplea medios ilegales.

El especialista en el género Philip Noyce repite, con similares resultados, el eficaz esquema narrativo que ya empleó en Juego de patriotas. De nuevo, lo mejor de la película, además de su ritmo, es la poderosa presencia de Harrison Ford y las espectaculares secuencias de acción, entre las que destaca la emboscada en las calles de Bogotá. En esta ocasión, se añade también una cierta reflexión política, algo simplista y maniquea pero válida, en contra de la razón de estado y a favor de la honestidad en la lucha contra el crimen y en las relaciones internacionales. J.J.M.

Leer más: Peligro inminente

Plauto, recuerdo distorsionado de un tonto eventual

Plauto, recuerdo distorsionado de un tonto eventual

La familia que regenta el Circo de las Alegrías recibe la noticia de que el espectáculo tiene que cerrar, por quiebra. Deciden buscar una solución.

Indescriptible subproducto protagonizado por celebridades de los programas de telebasura, cuyo talento como actores deja bastante que desear. Sólo su tirón popular explica que esta cinta se haya llegado a estrenar en cine, aunque parezca más apropiado para la pequeña pantalla. J.L.S.

Leer más: Plauto, recuerdo distorsionado de un tonto eventual

Punto de impacto

Hallow Point

Discreta película de acción sobre una bella agente del FBI que se asocia con un ex-policía, jugador empedernido, y con un solitario asesino a sueldo para detener a un cruel financiero que se ha puesto en contacto con las mafias rusas para blanquear los beneficios de sus actividades criminales.

El veterano y siempre discreto Sidney J. Furie (Aguila de acero I y II) no logra hacer verosímil esta historia superconvencional, mil veces vista, que mezcla de mala manera acción, drama y comedia. El ritmo es cansino, se recurre sin empacho a la violencia, al sexo y al lenguaje grosero, y las interpretaciones de la pareja protagonista dejen mucho que desear. Se salvan un par de secuencias espectaculares, rodadas con oficio, y los esfuerzos de Donald Sutherland y John Lithgow por no salir demasiado malparados de esta mediocre producción. J.J.M.

Leer más: Punto de impacto

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información