Bloggermania

Críticas de Cine

Lun01182021

Last updateLun, 03 Ago 2020 12pm

Primary Colors

Primary Colors

Un par de años atrás se publicó bajo pseudónimo (tras el que se ocultaba el cronista del Washington Post Joel Klein) una novela sobre las primarias de un candidato demócrata a la presidencia. No hacía falta ser muy sagaz para ver semejanzas con el actual inquilino de la Casa Blanca. Ahora llega la adaptación cinematográfica de la mano del veterano Mike Nichols (El graduado, Armas de mujer, Una jaula de grillos). Los escándalos sexuales de Clinton nos habían preparado para lo peor: una película que hurgara en el morbo que provocan sucesos de esta índole. Sin embargo, desde su punto de vista, el film es riguroso, con un guión bien trabado y una hábil presentación de ideas. Obviamente, no se pretende contar la historia de los Clinton, sino usarla para ofrecer una particular parábola política.

El film narra la campaña de Jack Stanton, alguien sinceramente preocupado por los problemas del hombre de la calle y con indudable tirón popular. Hasta el punto de que Henry Burton, hijo de un célebre activista de los derechos humanos, se une a su equipo de asesores. Al hacerlo, descubre que su jefe compatibiliza la conciencia política con aventuras extraconyugales. Éstas no tratan de justificarse
—las reacciones de su esposa son de enfado y dolor— pero sí se presentan como algo que nada tiene que ver con la profesión política: no deben ser utilizadas para arrojar carretadas de basura al rival. Para defender la separación a ultranza de moral pública y privada se afirma categóricamente que todos tenemos cosas de que avergonzarnos, nadie es perfecto. Y se presenta, para apuntalar el pragmatismo de que lo único importante es cumplir la función pública, a un competidor de Stanton: parece la integridad en persona pero, como todos, también oculta algo. Aparte de los trapos sucios que todos tienen, se critica el uso de la calumnia, por medio de falsos testigos, como modo de desprestigiar: todo el mundo sabe que se hace más caso a un rumor escandaloso que a un desmentido del mismo.

Sorprende la ligereza con que se tratan los problemas de un ejercicio irresponsable de la sexualidad. La posibilidad de que el candidato haya dejado embarazada a una de sus ligues preocupa en lo que tiene de contratiempo para sus ambiciones políticas: no importa que tal paternidad pueda corresponderle, o el deber de velar por ese hijo si es el caso. Lo cual hace interrogarse sobre si hechos como el descrito pertenecen sólo a la vida privada del hombre público. Choca también el consejo del candidato a Burton: le recomienda, para superar el estrés, alguna aventura sexual. Las relaciones íntimas son algo despersonalizado en la vida de estos políticos, un juego fuente de problemas a veces, que no conduce al amor.

Se agradece en Nichols y su guionista Elaine Mays que traten al espectador en serio. Sus ideas están allí; muy discutibles algunas, pero al menos provocan la reflexión. Una buena puesta en escena y un reparto medido dan al film el carácter de producto sólido: muestra de lo que Hollywood sabe hacer cuando arriesga un poco, sin plegarse a los esquemas que se sabe (o se cree) que van a dar dinero. Destaca John Travolta, que logra un asombroso mimetismo con Clinton. No acaba de funcionar, en cambio, el personaje de Kathy Bates. Se le quiere presentar como el Pepito Grillo de Stanton, su conciencia moral, que le recuerda que debe ser fiel a sus principios, no usar las mismas armas sucias de otros contrincantes; pero la fuerza de sus consejos la diluye su propio modo de trabajar, su concepto de la sexualidad y la consideración del suicidio como salida válida. J.M.A.

Director: Mike Nichols. Intérpretes: John Travolta (Jack Stanton), Emma Thompson (Susan), Billy Bob Thornton (Richard Jemmons), Kathy Bates (Libby Holden), Adrian Lester (Henry Burton), Larry Hagman (Gobernador Fred Ocker), Diane Ladd (Mamma Stanton), Caroline Aaron (Lucille Kaufman), Rob Reiner (Izzy Rosenblatt). País: Estados Unidos. Año: 1998. Producción: Mike Nichols, para Universal Pictures y Mutual Film. Argumento: Basado en la novela homónima, firmada como de autor anónimo (pseudónimo de Joel Klein). Guión: Elaine May. Música: Ry Cooder. Fotografía: Michael Ballhaus. Dirección artística: Bo Welch. Montaje: Arthur Schmidt. Estreno en Madrid: 29-V-98. Distribuidora cine: Líder. Distribuidora vídeo: Aurum / Columbia TriStar. Duración: 140 minutos. Género: Melodrama político. Principales premios: Candidata a los Oscar 1998 al mejor guión adaptado y actriz secundaria (Kathy Bates). Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información