Bloggermania

Críticas de Cine

Dom05092021

Last updateLun, 03 Ago 2020 12pm

Persuasión

Persuasion

Sigue el fenómeno Jane Austen en todos los frentes: edición de libros, televisión, cine... Tras el éxito de Sentido y sensibilidad y de Emma, llega ahora Persua-sión, adaptación de la última novela de la escritora inglesa. Austen la redactó entre 1815 y 1816, pero no fue publicada hasta 1818, un año después de su muerte.

Esta vez la protagonista es Anne Elliot (Amanda Root), una joven inglesa de principios del XIX, tímida, culta, amable y no muy guapa, que vive traumada por su entorno familiar y por un doloroso hecho del pasado. Tras la muerte de su madre, su padre, Sir Walter (Corin Redgrave), y su hermana mayor, Elizabeth (Phoebe Nicholls), se dejaron llevar por frívolos excesos que han debilitado la alta posición social de la familia. Sir Walter y Elizabeth, al igual que el resto de sus familiares, tratan a Anne como al patito feo de la familia, casi como si fuera una sirvienta, pues ella aborrece el afán enfermizo de ellos por mantenerse como sea dentro de la "buena sociedad".

A este desprecio familiar se añade la desazón interior que provocó en Anne el que hace años, por los consejos de una amiga, rompiera su compromiso con Frederick Wentworth (Ciaran Hinds), un honrado oficial de marina que poco después marchó a la guerra. El regreso de Wentworth, ahora rico y con los galones de capitán, hará que aflore a la luz el riquísimo mundo interior de Anne, provocando a su alrededor una silenciosa revolución.

Menos divertida que Sentido y sensibilidad y que Emma, y con menos pretensiones cinematográficas, Persuasión resulta, sin embargo, más profunda y sutil, quizá porque se basa en una obra de madurez. Tras un incómodo distanciamiento inicial, la fascinación por Anne surge poco a poco, conforme va desplegando su apabullante belleza interior, delimitada por virtudes muy atractivas: discreción, humildad, dominio de sí, capacidad de arrepentimiento, caridad heroica con los demás, sensibilidad artística, alta valoración del amor, inagotable afán de saber... Para Anne, la auténtica "buena sociedad" no tiene nada que ver con las amaneradas y vacías relaciones sociales de sus familiares; más bien se trata de una "reunión de gente inteligente y con formación en la que se puede hablar de todos los temas interesantes".

Algunos podrían pensar cínicamente que esas virtudes y ese afán por mejorar la propia formación quizá sean los principales causante del distanciamiento de Anne respecto al común de los mortales. Jane Austen no admite esta interpretación. Acepta que quizá las almas vulgares tiendan a distanciarse de una persona así. Pero deja claro que esa donación a los demás y esa esforzada búsqueda de la excelencia son precisamente los imanes que hacen que los mejores, de todas las condiciones, se sientan atraídos por Anne. Toda una lección antropológica sobre el poder de persuasión de la heroicidad cotidiana, pues eso es Anne, una heroína de andar por casa. Quizá en este punto radique la universal y perenne fascinación que provoca esta novela y todas las de Jane Austen.

En este su debut cinematográfico, el inglés Roger Michell —prestigioso director teatral y televisivo— ha hecho lo que debía: ser fiel a la novela original y rodearse de un buen equipo técnico y artístico. De modo que la película, a pesar de algunas leves caídas de ritmo, tiene la exquisita factura visual y el vigor interpretativo característicos del cine británico de época. De los actores —muchos de ellos procedentes de la Royal Shakespeare Company—, destaca Amanda Root, que da vida a Anne con una mezcla de naturalidad y variedad de registros difícilmente superable. En cuanto al aprovechamiento dramático de la ambientación, Michell opta por un eficaz realismo formal, que incluso le lleva a rodar a veces cámara en mano. Su visión de la época victoriana no es pulcra e impoluta, como en otras películas similares. Sus personajes sudan, se ensucian, jadean, enferman, sufren las inclemencias del tiempo...; en definitiva, son de carne y hueso. Este enfoque, sin ceder en ningún momento al mal gusto, acerca aún más la historia al espectador. J.J.M.

Director: Roger Michell. Intérpretes: Amanda Root (Anne Elliot), Ciaran Hinds (Capitán Wentworth), Susan Fleetwood (Lady Russell), Corin Redgrave (Sir Walter Elliot), Fiona Shaw (Sra. Croft), John Woodvine (Almirante Croft), Phoebe Nicholls (Elizabeth Elliot), Samuel West (Sr. Elliot). País: Gran Bretaña. Año: 1995. Producción: Fiona Finlay, para BBC Films, WGBH Mobil, Masterpiece Theatre y Millesime Productions. Argumento: La novela homónima de Jane Austen. Guión: Nick Dear. Música: Jeremy Sams. Fotografía: John Daily. Dirección artística: William Dudley y Brian Sykes. Montaje: Kate Evans. Estreno en Madrid: 31-I-97. Distribuidora cine: Columbia TriStar. Distribuidora vídeo: Columbia TriStar. Duración: 103 minutos. Género: Melodrama de época. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información