Bloggermania

Críticas de Cine

Sáb01202018

Last updateSáb, 20 Ene 2018 1am

Qué pasada!

Purely Belter

El nuevo cine social británico se ha convertido en una de las tendencias fílmicas más sólidas y populares de la última década. Dentro de ella, el director y guionista inglés Mark Herman es quizá el cineasta que ha aportado a la corriente unas mayores dosis de idealismo, cercanía y emotividad, así como un exhaustivo empleo dramático de las bandas sonoras. No en vano, antes de triunfar en el cine, se había ganado un notable prestigio como letrista de la mayoría de las canciones del grupo The Christians. La fórmula le dio unos notables resultados en sus dos últimas películas, las taquilleras y multipremiadas Tocando el viento y Little Voice. En la primera, logró convertir a la banda de música de un pueblo minero de Yorkshire en símbolo de las luchas sindicales contra el gobierno conservador a principios de los 90; y en la segunda —sobre una joven que oculta tras su enfermiza timidez un insospechado talento como cantante—, se atrevió a enriquecer el género con un toque de poesía y hasta de magia. En ambos casos, Herman desarrolló sus radiografías y denuncias sociales a través de un sugestivo tono de tragicomedia, marcado por una gran agilidad narrativa, un chispeante sentido del humor y un acercamiento muy entrañable a todos los personajes.

Leer más: Qué pasada!

¿Qué hora es?

Che ora é?

Espléndida película, sin duda una de las mejores producciones europeas de los últimos años, estrenada de tapadillo con seis años de retraso, y en cartel poco más de dos semanas en un solo cine. Es el triste destino de algunas grandes obras, condenadas a la marginalidad por la equivocada política comercial de algunas distribuidoras de cine.

Leer más: ¿Qué hora es?

Quiz Show (El dilema)

Quiz Show

En su breve pero intensa filmografía como director (Gente corriente, Un lugar llamado Milagro, El río de la vida), Robert Redford ha demostrado madurez y coherencia. Tras una larga experiencia delante de la cámara, Redford se ha puesto detrás de ella no como quien maneja un divertido juguete, curioso y caro. Quiere contar historias que le interesen personalmente, y que para el público no sean un simple entretenimiento. Aunque a Redford no le gusta que le tachen de moralista, reconoce que quiere «que la gente se pregunte si la ambigüedad moral en la que vivimos va a conducir a la desaparición de los valores éticos». Temas como la familia, la envidia, la toma de decisiones, los abusos de poder, están presentes en sus películas. También en Quiz Show, que toma pie de hechos reales acaecidos en Estados Unidos durante la década de los 50, cuando un invento reciente, la televisión, empezó a gozar de una inmensa popularidad.

Leer más: Quiz Show (El dilema)

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información