Bloggermania

Críticas de Cine

Lun06172019

Last updateLun, 17 Jun 2019 2am

Rolo y el secreto del guisante

Princess and the Pea

Es tal el auge de la animación en 3D, que cada vez se hacen menos películas en animación tradicional. Una mala noticia para el cine de animación, pues los mejores profesionales del sector —animadores, intercaladores, fondistas...— aprenden realmente los secretos de esta técnica en las producciones en 2D. Por eso cabe alegrarse ante el estreno de Rolo y el secreto del guisante, notable producción en animación tradicional, realizada hace tres años con la colaboración de Estudios de todo el mundo, como el catalán Acció.

El guión adapta el cuento La princesa y el guisante, de Hans Christian Andersen, y se ambienta hace siglos en el imaginario Reino de Corazion. Allí, el próspero reinado de Heath se tuerce cuando su esposa la reina muere al dar a luz a su hija primogénita, la princesa Hildegard. Un año después, y aprovechando el dolor del rey, su malvado hermano Laird sustituye a la pequeña princesa por su propia hija, y ofrece como tutora a su esposa, que educa a la niña en el capricho y el egoísmo. Mientras tanto, la verdadera princesa, ahora llamada Daria, es entregada a unos rudos porqueros, que abusan de su bondad y generosidad. Hasta que un día Rolo, el apuesto y bondadoso heredero del reino vecino decide buscar esposa en Corazion. Una búsqueda que reactiva una vieja profecía sobre 20 colchones y un guisante...

Mark Swan ha trabajado durante 20 años junto a Don Bluth, en películas como En busca del Valle Encantado o Todos los perros van al cielo. Esta experiencia le ha llevado a cuidar el guión de su película —que va de menos a más—, a mimar los perfiles dramáticos de los personajes —todos bien diseñados, sobre todo los caricaturescos— y a introducir numerosos secundarios divertidos, que oxigenan constantemente la melodramática trama central. Menos interés tienen las canciones, correctas en sí, pero demasiado abundantes y sin el carisma de los grandes temas del cine de animación. Con todo, queda un filme entretenido, bien animado —dentro de sus evidentes limitaciones presupuestarias—, con una planificación ágil y sugerente, y con un tono positivo, que critica el materialismo y la cultura de las apariencias al tiempo que exalta el trabajo como servicio, las virtudes morales clásicas y una visión trascendente de la vida. No es poco bagaje para los tiempos que corren. J.J.M.

Director: Mark Swan. Dibujos animados. País: EE.UU. Año: 2002. Producción: Don A. Judd para Accio, Feature Films for Families, Pannónia Filmmstúdió y Swan Animation. Argumento: Ray Goldrup a partir del cuento La princesa y el guisante, de Hans Christian Andersen. Guión: Forrest S. Baker III, Mark Swan y Ken Cromar. Música: Alan William. Montaje: Stephen L. Johnson. Estreno en Madrid: 29-VII-05. Distribuidora cine y vídeo: DeAPlaneta. Duración: 85 minutos. Género: Fantasía. Público adecuado: Todos. Contenidos especiales: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información